18 de April de 2012 00:01

El escándalo de las comisarías sacó a Roberto Cuero

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hace una semana Roberto Cuero se sentía seguro en el puesto de gobernador del Guayas. Pero ayer, el Gobierno le pidió la renuncia por su supuesta responsabilidad en los casos de corrupción de los comisarios de Policía.

“Más allá de culpabilidad, sí hay niveles de responsabilidad y por lo tanto se le ha pedido la renuncia al señor Gobernador”, dijo ayer Gustavo Jalkh, secretario particular del presidente Rafael Correa. Un informe de la Secretaría Nacional de Transparencia de Gestión (SNTG) destapa presuntas irregularidades en las comisarías de Guayaquil y Durán entre julio y diciembre del 2011.

La Secretaría de Transparencia recogió testimonios de abuso de autoridad, detención arbitraria, extorsión e intimidación por parte de los comisarios de Policía.

[[OBJECT]]

El 10 de abril, Cuero se mostró nervioso y dubitativo durante el conversatorio del Presidente en la urbe porteña. Ese día, periodistas preguntaron sobre una cartilla policial que lo involucraba en supuestos actos de abuso de autoridad junto con la comisaria III, Jacqueline Hurtado, vinculada a denuncias de corrupción.

El parte, firmado por un subteniente, registra que el uniformado le dijo a Cuero que ya era hora de que el bar cerrara, “momento en el cual de una forma déspota y tuteándole” el funcionario respondió que se retirara que “no sabe con quién está hablando...”.

El Mandatario se mostró molesto y pidió explicaciones a Cuero. El Gobernador respondió que el parte policial era falso y que demostraría su inocencia. Además, demandaría a los autores, pero hasta ayer eso no había ocurrido.

Ayer, en cuestión de horas Cuero fue perdiendo su cargo que ocupaba desde agosto 2009. En la mañana dijo que tendría reuniones con altos funcionarios. Antes del mediodía ya estaba fuera.

A las 16:00 dejó la Gobernación, y ya vestía informal; sin corbata. Sobre el pedido de su renuncia dijo que era una “decisión necesaria” y descartó que esto lo alejara del proyecto oficialista. Ya no sonaba desafiante, como el miércoles pasado, cuando dijo “los que quieran verme fuera, tendrán que esperar un poquito más”.

Edwin Jarrín, secretario de la SNTG, acompañó ayer a Jalkh en la rueda de prensa en el Gobierno Zonal de Guayaquil. Jarrín expresó que “la Comisaria III tenía un porcentaje extremadamente alto de procesos, cerca del 40%” en el último semestre del 2011. Además, 10 653 personas fueron detenidas. “Cerca del 85% de los procesos tenía algún nivel de irregularidad”, dijo Jarrín. Según el informe se receptaron denuncias de extorsión de los comisarios por montos entre USD 40 y 80.

La investigación de Transparencia se entregó en la Fiscalía y se presentó otra denuncia por las supuestas irregularidades en las comisarías de Policía.

De asambleísta a Gobernadora

La asambleísta por Alianza País (AP) Viviana Bonilla se posesionará como gobernadora del Guayas el lunes próximo. Así anunció ayer Gustavo Jalkh, secretario particular del presidente Rafael Corea.
 
Ella es una  de los seis legisladores oficialistas que llegaron a la Asamblea por Guayas. En el sitio web del legislativo consta que su experiencia laboral ha sido siempre dentro del sector público.

“Trabajé en el departamento jurídico de Electroguayas, fui Procuradora Jurídica en el Servicio de Rentas Internas y Asesora del Ministerio del Litoral, antes de ser elegida como asambleísta”, consta en el blog de Bonilla. Además, se graduó de abogada en la Universidad Católica de Guayaquil y fue parte del Movimiento estudiantil Verum.

La guayaquileña de 28 años no es la primera mujer en llegar a la Gobernación de Guayas. También fue  Juana Vallejo, durante la presidencia de Rodrigo Borja (1988-1992).

Hasta que ella tome el puesto, el jefe político de Guayaquil, Luis Cubillos, se desempeñará como gobernador interino.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)