3 de May de 2012 00:02

Diario La Verdad marcó 67 años de la historia de Imbabura y de Carchi

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1

Hace dos meses dejó de circular en la provincia de Imbabura diario La Verdad, que el 14 de mayo iba a cumplir 68 años de creación.

Para Camilo Ponce, presidente del Colegio de Periodistas de Imbabura, este periódico, fundado por monseñor Leonidas Proaño, fue un referente para los comunicadores de la región.

“La Verdad fue uno de los pocos medios pluralistas que siguió las enseñanzas de su fundador”.

Quizá una muestra de su línea editorial se refleja en las 19 247 ediciones impresas que puso en circulación a lo largo de 67 años y 295 días. Los tomos, algunos de ellos de color café, preservan las historias de Imbabura y Carchi.

El 4 de marzo último, los directivos de este medio anunciaron el cierre definitivo de la edición impresa. Eso tomó por sorpresa a los ibarreños, quienes expresaron su pesar en las redes sociales. Uno de ellos fue el escritor Jorge Luis Narváez quien tuvo la oportunidad de publicar más de 100 artículos en ese matutino.

El archivo del diario está al fondo del edificio de dos pisos, situado en la calle Flores, en donde funcionó la mayor parte del tiempo. En sus ediciones se publicaron artículos y ensayos escritos por personajes como Elías Liborio Madera, Carlos Suárez Veintimilla, Luis F. Madera, José Miguel Leoro, Juan Larrea Holguín, Enrique Ayala…

Según la página web de La Verdad, un diario pionero de la prensa en la Sierra norte, tiene como prioridades la orientación y la cultura. Hasta hoy, la versión electrónica, se sigue actualizando.

Para el lector, Fausto Yépez, es el periódico que más tiempo circuló en Ibarra. Él lo califica como un órgano de difusión independiente, que recogió criterios de diversos sectores. Destaca la visión del editorialista Roberto Morales.

Yépez, un coleccionista afamado en Ibarra, guarda en su archivo la última edición impresa. En esa publicación, la portada llevó una frase: “Hasta siempre”, a manera de despedida de los lectores .

Pero este diario también fue vital en el ejercicio de periodistas de la localidad. César Morales Granda (1923-1986), por ejemplo, fue un reportero que impulsó el turismo regional. Según su hijo Juan Carlos, desde 1970, a través de una columna motivó para mostrar a Imbabura.

Morales asegura que logró convenios colombo-ecuatorianos, que permitieron, décadas más tarde, el empuje del turismo del vecino país, especialmente desde Pasto. Morales también recuerda que su padre representó a Ecuador en encuentros en Bahamas, México y Chile, como pionero del periodismo turístico.

En La Verdad también se tejieron anécdotas. El caricaturista Humberto Jácome, ya fallecido, fue citado a Carondelet luego de dibujar a Abdalá Bucaram, como un murciélago, mientras ejercía la Intendencia del Guayas.

Ese hecho sucedió en el gobierno de Jaime Roldós. Para Walter Jácome, hijo del artista, la sátira a los personajes políticos era la especialidad de su padre.

El 5 de mayo se conocerá la suerte del diario, cuando se reúnan sus accionistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)