18 de agosto de 2015 12:09

Plantón en la Fiscalía exige la liberación de indígenas y de Margoth Escobar

Indígenas y movimientos de mujeres protestan frente a la Fiscalía, en Quito. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Indígenas y movimientos de mujeres protestan frente a la Fiscalía, en Quito. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 223
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 41
Mariela Rosero

"Libertad, libertad a los presos por luchar". "Correa escucha el pueblo está en la lucha". "Verde, verde es la bandera que le saca el aire a la madre tierra". "Mujeres contra el petróleo; mujeres contra el capital y contra este Gobierno extractivista y patriarcal".

Eso proclamaron decenas de indígenas y representantes del movimiento de mujeres a las 09:00 de este martes, 18 de agosto del 2015. Ellos llegaron hasta los exteriores de la Fiscalía General del Estado, en las avenidas Patria y 12 de Octubre, en el centro-norte de Quito; demandaron la liberación de los detenidos en las movilizaciones de la última semana, desde el 13 de agosto, cuando por ejemplo fue detenida la dirigente ambiental Margoth Escobar, en Puyo, Pastaza, y decenas de personas en Quito y, desde el fin de semana, en Morona y Saraguro.

"Libertad para Margoth Escobar". Eso también se leía en carteles en la protesta. Según Blanca Chancoso, líder histórica de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), no tenían muchas noticias sobre Escobar, de 60 años.

Lo único que conocen sobre el caso de esta mujer del Puyo es que está muy delicada de salud. Chancoso comentó que tienen información de que supuestamente intentaron llevarla al centro de rehabilitación social de Cotopaxi. Pero por la gravedad de su salud decidieron volver y regresarla al Hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social del Puyo.

"Ella siempre ha estado en la lucha contra el extractivismo. Siempre junto al pueblo indígena", agregó Chancoso y pidió la Libertad de mujeres.

Los caminantes paralizaron el paso de automotores. Llegaron agentes de tránsito y les pidieron que se movieran. "No se muevan. Vengan compañeros. No más violencia contra saraguros", dijeron. "Queremos a todos y los queremos libres".

Blanca Chancoso dirigió a sus compañeros en el campamento de El Arbolito, donde los indígenas acamparon desde la víspera del llamado paro nacional. Chancoso anunció que caminarían hacia la Fiscalía. No vinieron para hacer turismo ni para quedarse sentados a esperar que sean las 16:00, para concentrarse en la matriz del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y caminar al Centro, puntualizó.

Los indígenas la escuchaban mientras la rodeaban en un círculo. Hicieron un altar con sahumerio para tener fuerza y energía.

La Conaie está preocupada por la situación de sus compañeros que se encuentran en Saraguro y Morona Santiago. Dice que por cerrar las calles están siendo detenidos y maltratados por la Policía. Cree que el decreto de emergencia emitido para enfrentar al volcán Cotopaxi pudiera ser usado para ingresar a viviendas.

El respaldo sigue llegando al parque. Milton Efraín Cuesta, del Sindicato de Choferes de Quevedo, aseguró que no se sienten representados por la Federación Nacional de Choferes, que respalda al Movimiento Conduce, cercano al Gobierno.

También Alberto Arias, de una asociación de trabajadores bananeros de Los Ríos, se ha unido. Traía frutas.

En la av. Patria continuaba la acción de indígenas y mujeres. "¿Qué es el gobierno de Alianza País? Caricatura de revolución", se escuchaba.

"Estamos aquí por la masacre en el pueblo Saraguro. A nuestros hombres y mujeres. Por defender a nuestro territorio, por eso masacran al pueblo". Eso manifestaba Carmen Lozano, dirigente de la mujer de la Ecuarunari.

Chancoso se quejó por el uso del estado de excepción declarado por la reactivación del volcán Cotopaxi. Consideró que se utiliza a la naturaleza para justificar el uso de la fuerza.

A las 09:40, una dirigente de la Ecuarunari, tomó el micrófono y habló a la gente. Señaló que están frente a la Fiscalía para decir basta de represión a mujeres, niños y hombres. "Las mujeres y jóvenes somos pacíficos. Si quieren conversar vengan sin armas. No estamos de locos acá. Dejando todo luchamos para todos los ecuatorianos".

"A la Policía le quedan dos caminos: luchar con el pueblo o ser sus asesinos". Eso le cantaron con música de tambores a los uniformados que llegaron para intentar mover de la vía a los manifestantes ubicados frente a la Fiscalía.

Las mujeres estuvieron recostadas en la avenida Patria, a las 09:25. Cantan "libertad, libertad, a los presos por luchar". En los carteles que sostenían se podía leer nombres de algunas detenidas: Laura Libertina Lozano, Luz Angélica Sarango, Teresa Cango... También: Libertad presos políticos. Mujeres de Sarango.

"Hay que ver las cosas que pasan. Hay que ver las vueltas que dan, con un pueblo que camina para adelante y un gobierno que camina para atrás". Eso repetían y bailaban mujeres mestizas e indígenas.

Las mineras vistieron en general de negro. Y repetían: "A mí no me diste todo el petróleo que a la China diste... Con los chinos amaneciste, con petroleras, con mineras...".

Las mujeres acompañadas por un pequeño grupo de indígenas lograron que se suspenda el tránsito en esta zona. Más de 10 policías nacionales, algunos en moto, solo miraron la manifestación pacífica. Hay banderas tricolor y también multicolores.

"Ya no puedes más gobernar... Y al decirte adiós, yo me despido, con el paro, con la marcha, con el corazón enfurecido... Ya no puedes más, gobernar...". Es una de las tonadas que las mujeres le dedicaron al Primer Mandatario.

El sol no detuvo a las mujeres. "El agua, aire y la vida, todas unidas vamos a cuidar". Danzaron, se movieron, cantaron, se daban fuerza. Tocaron el tambor. "Nadie se cansa, de la libertad, contra Correa, contra el extractivismo, prepotencia, por el Yasuní, por los presos políticos, contra el machismo... Nadie se cansa".

No pararon. "Si preguntan por la marcha. La marcha dónde está. La marcha ya está en Quito y grita libertad". "Que nosotros somos muchas y uno solo es el traidor".

Esas fueron otras de las proclamas cantadas con las que consiguieron que los transeúntes los miren. No fueron los típicos gritos de las manifestaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (48)