8 de July de 2009 00:00

Dos periodistas de este Diario fueron agredidos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad
sociedad@elcomercio.com

La Universidad Central de Quito vuelve a ser blanco de amenazas y enfrentamientos violentos.  A  las 07:30, el acceso al Rectorado fue cercado por estudiantes, cercanos al Frente Revolucionario de Izquierda Universitaria (FRIU).  El propósito era impedir el acceso de los decanos y evitar la reunión de Consejo Universitario.



Las acciones
Los agresores  identificados presuntamente con el FRIU-MPD, a más de agredir a los periodistas de Diario EL COMERCIO, sustrajeron el equipo de fotografía. Debido a la gravedad de la agresión, los reporteros  fueron atendidos por varias horas  en  una clínica particular. 
El rector Édgar Samaniego dijo que “la universidad no  puede estar manejada por un grupo agresivo, por un partido político que no tiene otro recurso que la intolerancia y la agresividad”.
Samaniego dijo que  “iniciará una información sumaria contra el autor intelectual y material que es Marcelo Rivera”.


Cada 15 días, los martes, sesiona el Consejo. En esta ocasión se debía tratar el resultado de las elecciones de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), impugnados por Carlos Torres. El candidato de Nueva Universidad denunció supuestas irregularidades en las elecciones realizadas hace varios días y en la cual ganó la candidata Deysi Terán, del FRIU.

Los dirigentes de Nueva Universidad denunciaron que hubo fraude en el proceso e incluso se sustrajeron urnas de las aulas.
 
Ayer, el rector Édgar Samaniego señaló a Marcelo Rivera como el principal responsable de los hechos violentos. “Íbamos a tratar las cosas normales de una sesión, pero estos señores del FRIU- MPD se imaginaron que íbamos  a tratar asuntos de FEUE y a adoptar resoluciones”. Según el Rector, en la puerta de acceso al Consejo el grupo atacó a los trabajadores. “Incluso agredieron -con bombas lacrimógenas- al jefe de Recursos Humanos, el ingeniero Freddy Palacios, que va a presentar la denuncia”. En su testimonio, Samaniego dijo que “no fue posible reunirnos allí porque estos señores estaban adentro del Consejo. El ex presidente de la FEUE,  Marcelo Rivera, se había apostado en la entrada del Consejo para luego  agredir al Vicerrector”.

 En los incidentes los militantes del movimiento político también lanzaron acusaciones y amenazas a los reporteros de Diario EL COMERCIO, Mariela Rosero Ch. y Martín Jaramillo, fotógrafo, que realizaban la cobertura de la sesión de Consejo.

El dirigente   Rivera increpó a la periodista de la sección Sociedad señalando que:  “Ahora entiendo por qué estás totalmente parcializada con las autoridades de la Universidad Central. Hiciste campaña en la época (de elecciones) de Rectorado. Y estás dando clases en la Facso. Ahora entiendo por qué, porque está pagando favores políticos como ha hecho el Rector aquí. Gasta más de USD 500 000 al año para crear subdirecciones para dar de comer a sus comensales”.

Pero el subdecano de la Facso, Alberto Pereira, negó que la periodista Mariela Rosero tenga un cargo de profesora en esta facultad. “Ella solo fue nuestra alumna”, indicó el funcionario.  

Asimismo, Rivera  acusó a la periodista y al fotógrafo  de ser comensales de Samaniego. “Tú eres comensal de Samaniego porque te está pagando para que tergiverses la información… Aquí se paga a periodistas como tú para  tergiversar en los medios de comunicación la información”.

El hostigamiento continuó, mientras el equipo de EL COMERCIO   hacía la cobertura. Un grupo de estudiantes fotografiaba y filmaba a Rosero y a Jaramillo. En medio de actitudes hostiles y flameando banderas del FRIU, uno de los agresores, quien se identificó como Galo Sánchez, acusó a Rosero de ser una agente de la CIA. Al salir del predio, a las 09:40, la  periodista y el fotógrafo se dirigieron a la  Plaza Indoamérica. En ese instante el fotógrafo fue interceptado  por un grupo de alumnos, que minutos antes acompañaba a Rivera. Forcejearon, lo empujaron y   rociaron  gas pimienta en  su rostro. Igual ocurrió con la periodista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)