29 de December de 2010 00:00

2 planes para ampliar Machala Power

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

Con el paso de la operación de Machala Power a manos estatales, el Régimen planea incrementar la potencia de energía eléctrica.

El ministro de Electricidad Miguel Calahorrano indicó que se estudia aumentar la capacidad de la planta termoeléctrica en al menos 60 megavatios (MW).

Machala Power es una central termoeléctrica que consume 35 millones de pies cúbicos diarios de gas natural que extrae EDC del bloque 3, ubicado a 65 kilómetros de las costas de El Oro. La potencia de la central es de 130 MW y podría aumentar a 190.

Para ello, se busca instalar una tecnología que permita aprovechar el CO2 que queda como residuo del gas natural que se quema en las dos turbinas de la central y así generar energía.

Según el gerente de la Unidad de Gas de Petroecuador, Francisco Rosero, el CO2 que queda de residuo alcanza temperaturas de hasta 1 200° fahrenheit (628° centígrados), que pueden calentar una caldera de agua para que produzca vapor y mueva una tercera turbina de 60 MW. Este esquema de funcionamiento se denomina ciclo combinado.

También se estudia un segundo escenario: instalar una tercera turbina de 60 MW que funcione a gas y aproveche la nueva producción del bloque 3, prevista para el próximo año por Petroecuador. Y luego instalar una cuarta turbina de 100 MW que funcione con vapor de agua.

Pero estos planes no podrán materializarse hasta que la operación de EDC pase oficialmente a la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec).

El gerente de la entidad, Medardo Cadena, informó que aún se espera la firma del acuerdo entre EDC y el Estado ecuatoriano para que se concrete el traspaso.

Añadió que inicialmente los cerca de 50 trabajadores de la central pasarán a la Celec.

Cadena recordó que los planes para ampliar la potencia de Machala Power ya se tenían en agenda desde que la central comenzó a operar en octubre del 2002.

Ese año se anunció que la capacidad de la planta podría ampliarse inicialmente a 230 MW y luego hasta 312. Sin embargo, nunca llegó a concretarse.

Durante los ocho años de operación, las empresas distribuidoras de energía acumularon deudas con Machala Power por USD 70 millones que el Estado acordó pagar en diciembre del 2008.

Previamente, Machala Power, subsidiaria de Noble Energy (también dueña de EDC), presentó una demanda en julio del 2005 ante el Centro de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), por la deuda.

Luego, con el compromiso de pago, la demanda fue retirada.

Sin embargo, Calahorrano indicó que aún quedaba un saldo por pagar cercano USD 20 millones a favor de la empresa, por fuera de los USD 80 millones que el Estado reconocería por la terminación de los contratos de EDC y Machala Power.

El catedrático de Ingeniería Eléctrica de la Escuela Politécnica Nacional, Jesús Játiva, indicó que dentro del contrato de concesión del Estado a Machala Power estaba prevista la ampliación.

Lo anterior implicaba instalar dos turbinas adicionales que aportarían un total de 170 MW de potencia en los años siguientes al inicio de la operación de la planta, en el 2002. Pero las nuevas inversiones no se concretaron.

Según Játiva, el incumplimiento implicaba una reversión de Machala Power al Estado que tampoco se alcanzó. Játiva advierte que la deuda de las distribuidoras con la central se debió al sistema injusto de precios marginales que regía antes del 2008.

Bajo ese esquema el precio de la energía producida por las plantas térmicas (generalmente el mayor) se fijaba como el costo que las distribuidoras por toda la energía consumida. Este costo era mayor al que pagaban los consumidores que tenían una tarifa subsidiada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)