20 de January de 2012 00:04

Odebrecht vuelve a ser contratista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una decena de trabajadores con overoles amarillos perforan con máquinas especiales la roca que envuelve el embalse de Pisayambo, 160 kilómetros al sureste de Quito. En sus casos se distingue con letras rojas el nombre de la contratista: Odebrecht. Están allí desde octubre del año pasado y han excavado 16 metros de un túnel de acceso de 250 metros.

Los hombres de amarillo y sus supervisores, que visten chompas azules, no dan declaraciones.

200 empleados de la firma brasileña trabajan en la obra, la primera de ingeniería civil que realiza Odebrecht en el país, luego de que en octubre del 2008 fuera expulsada por el Gobierno, debido a las fallas de construcción en la Hidroeléctrica San Francisco.

En ese entonces, la Contraloría estableció ocho glosas por USD 70 millones, las cuales se desvanecieron en el 2010 después de un acuerdo entre el Gobierno y Odebrecht, la cual se comprometió a reparar la central.

El retorno de la brasileña al circuito de los contratos públicos se dio con la declaratoria de emergencia de la central Pucará (Pisayambo), por parte de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), el 14 de septiembre pasado.

La generadora hidroeléctrica más antigua del país, inaugurada en 1977, había sufrido un daño en un tramo de 210 metros del túnel de descarga, como consecuencia de un sismo.

Dentro de la emergencia, Hidroagoyán (filial de Celec y administradora de Pucará) contrató de manera directa a la consultora Lombardi por USD 855 000, para que determinara las obras requeridas para la reparación y un presupuesto referencial.

El jefe de Planta Central de Pucará, Hernán Aguiar, explicó que en estas estimaciones se tomó en cuenta el precio del proyecto hidroeléctrico Sopladora.

De esta forma, y sin que existan otras ofertas, Hidroagoyán contrató con Odebrecht de manera directa, sin licitación, la reparación del túnel de Pucará.

El contrato se firmó el 28 de octubre del 2011 por un monto total de USD 18 millones. Las obras comprenden la excavación de un túnel de acceso de 250 metros, paralelo al túnel de descarga.

Luego se realizará un desvío de 710 metros de longitud por donde se conducirán las aguas del embalse. De esta forma quedará en desuso la parte dañada original del túnel (ver infografía).

La reparación deberá entregarse hasta noviembre de este año.

Para el presidente de la Cámara de la Construcción de Quito, Hermel Flores, el valor del contrato de Odebrecht sería elevado comparado con obras de similares características. Las obras civiles del proyecto Ocaña, por ejemplo, costaron USD 30,9 millones e incluyó un túnel de 6 km y 3,0 m de diámetro, obras de captación, chimenea de equilibrio, tubería de presión, casa de máquinas, subestación, caminos de acceso, ventanas de construcción, etc.”.

Los obreros en Pucará prefieren no hablar sobre el tema, al igual que los directivos de Odebrecht, pese al pedido de entrevistas que ha hecho este Diario.

La constructora brasileña también se llevó el año pasado el contrato para construir el proyecto hidroeléctrico Manduriacu.

El gerente de la Celec, Eduardo Barredo, indicó en entrevista con este Diario que la central de 62 megavatios de potencia, ubicada en la cuenca del río Guayllabamba, tendrá un costo de USD 124 millones y un plazo de 32 meses.

La obra está respaldada por un crédito de USD 87 millones del Banco de Desarrollo de Brasil (Bndes) por el cual se pagará una tasa del 4,35%, a 10 años.

USD 2 millones de multa para GE


General Electric (GE) tiene a su haber una multa de USD 2 millones por los retrasos registrados en el traslado y funcionamiento de seis grupos de generadores termoeléctricos, cada uno de 20 megavatios (MW) de potencia hacia la central de gas Machala Power.

El gerente de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), Eduardo Barredo, indicó a este Diario que en noviembre pasado se firmó un contrato con la firma estadounidense por USD 18 millones,  para que realice el traslado de esas turbinas y cambie su funcionamiento de diésel a  gas.


 “Los generadores debían estar funcionando a gas desde mediados de diciembre, pero nos dijeron que operarán desde febrero. No lo hemos admitido y están corriendo las multas”,  dijo Barredo.

Otras centrales que tienen retrasos y que podrían correr con multas, según el funcionario, son las termoeléctricas de Jivino (40 MW) a cargo del Acuerdo de Asociación de Generación Ecuador, y Santa Elena (40 MW) que la instala Engevix.  Se espera que ambas  operen   a partir de marzo.

La cronología

Octubre del 2008

El presidente,  Rafael Correa ,   expulsa a Odebrecht y dispone terminar todos los contratos de la firma brasileña en otras obras con Baba y   Toachi-Pilatón.

Julio  del  2010

Encabezados por el  ministro de Sectores Estratégicos, Jorge Glas, el Gobierno y Odebrecht acuerdan  que la firma brasileña asuma la reparación de San Francisco.

Septiembre 2010

La Contraloría General del Estado echa abajo ocho glosas contra Odebrecht por USD 70,7  millones en torno a los daños en la central hidroeléctrica San Francisco.

Oct-Dic del 2011

Odebrecht asume la reparación de la central Pucará,  por USD 18 millones y se adjudica la construcción del proyecto Manduriacu por USD 124 millones.  En este último concurso participaron exclusivamente firmas brasileñas.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)