17 de March de 2010 00:00

Menos pesimismo entre los empresarios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacciones Quito y Guayaquil

Sermoneados salieron los alrededor de 150 ejecutivos que llegaron ayer al Hotel Marriott de Quito, para conocer las recetas del éxito del empresario colombo-brasileño, Germán Efromovich.

“Toda crisis es una oportunidad. Las crisis son psicológicas en su mayor parte. Hay que tener el coraje de tomar la decisión correcta. No se hacen las cosas por dinero, se hacen por pasión”, señaló Efromovich, mientras invitaba a los empresarios del país a ser más creativos y enfocarse en las oportunidades y no en los problemas.

La conferencia del empresario, que tiene inversiones en varios países de la región, fue un intento de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Brasileña para inyectar optimismo en los empresarios locales. Según Gustavo Pinto, directivo de la Cámara, las palabras de Efromovich fueron un sacudón. “Es hora de cambiar, de preguntarnos qué ha hecho el Gobierno por nosotros, qué hemos hecho este día por nuestro país”.

Sus palabras se sintonizaron con la visión y exposición del colombiano Lorenzo Restrepo, quien afirmó que los ecuatorianos viven actualmente lo que vivieron los colombianos a finales de los noventa. “Culpan de todo al Gobierno o a los medios, son chismosos de lo malo, donde van hablan de lo mal que está el país”.

Para intentar cambiar esos hábitos, como lo hizo Colombia a inicios de la década -a tal punto que ahora es uno de los países preferidos para la inversión-, Pinto se alió con Restrepo para lanzar el programa Yo creo en Ecuador, que empezará a aplicarse en las próximas semanas.

Pero ese escenario pesimista no es tan abrumador como se piensa en Quito y Guayaquil, según los resultados de un estudio realizado por el Grupo Ipsa, que fue presentado ayer en Quito.

Según Rafael Mayoral, presidente de Grupo, en los últimos 10 meses ha habido un fuerte descenso de la visión negativa de los empresarios con respecto a la situación del país. “En mayo del 2009, el 76% de 200 empresarios encuestados se sentía pesimista, mientras que en febrero de este año la cifra cayó a 36%. No significa que haya mayor optimismo sino que existen menos razones para pensar en un descalabro”.

Y es que el escenario económico para este año se presenta más bien mediocre, con la posibilidad de que se complique si el Gobierno no consigue fuentes externas de financiamiento. Esa fue la conclusión de Walter Spurrier, quien presentó ayer sus proyecciones económicas 2010 ante un auditorio de 800 empresarios de Guayaquil. Para el analista, “preocupa que de una población activa de 5 millones, solo 1,6 millones tengan un empleo formal y que, durante el año, se hayan perdido 190 000 empleos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)