7 de November de 2011 17:02

Médicos despedidos en Guayaquil obtuvieron buenas calificaciones en evaluaciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hace pocos meses recibió los resultados de la última evaluación que le hicieron como servidor público. El cirujano Mario García obtuvo 99,4 sobre 100 puntos en el análisis, que valora las metas médicas y administrativas de cada profesional.

Pese a ello, el viernes 28 de octubre, cuando salía de uno de los quirófanos del hospital Abel Gilbert Pontón, recibió la notificación de despido. "Llegaron con policías del GOE (Grupo de Operaciones Especiales) cuando terminaba de operar a una paciente que tenía cáncer de estómago".

García cumplió 13 años de servicio. Fue temporalmente Jefe del departamento de Cirugías, subdirector del hospital y en febrero pasado creó el programa de cirugía ambulatoria, a través del cual se han realizado 956 cirugías hasta la fecha.

Uno de sus últimas funciones fue durante la emergencia hospitalaria. Cuenta que dio las indicaciones técnicas para la construcción de los dos nuevos quirófanos en el área de Urgencias. "Acompañé al Señor Presidente (Rafael Correa) en un recorrido en octubre. Le expliqué para qué iban a servir, para qué ayudarían. Y después llega la notificación... Me quedé sorprendido".

Como él, los pacientes también se sienten sorprendidos. Ayer, Ana Vecillas recorría angustiada los pasillos del hospital Guayaquil. Hace tres meses la citaron para realizarle una cirugía correctiva en el labio superior.

Cuando llegó, le informaron que el médico que la atendía fue despedido. "Me cayó como balde de agua fría. Ahora me cargan de aquí para allá, buscando a otro médico. Quién sabe cuándo me atenderán", reclamó.

A diario en el hospital se realizan unas 50 operaciones, entre ellas de tumores cerebrales, reemplazo de cadera, de las vías biliares, oncológicas y correctivas. Gonzalo Bermúdez las coordinaba como jefe del Cirugía. Eso fue hasta hace 10 días, cuando recibió la notificación de despido.

"Fui fundador del servicio hace 37 años. Empezamos con 60 camas. Hoy siguen las mismas camas y los mismos seis quirófanos. Pedí que ampliaran el servicio... a cambio una señorita me entregó la orden de despido acompañada por un militar con traje de camuflaje y una metralleta".

Ayer Bermúdez regresó nuevamente al hospital pero sin mandil, solo como profesor. En el cuarto piso, donde funciona el área de Cirugía, dio clases a sus 150 estudiantes del internado, de séptimo año de la carrera de Medicina. "Espero que no me impidan ser maestro", dijo.

Las autoridades de Salud del Guayas aún no confirman si ya hay reemplazos para los médicos despedidos. En tanto, algunos pacientes aseguran que sufren las consecuencias de la falta de especialistas.

Daniel Calle llegó al mediodía y esperó junto a los consultorios de Urología. A diferencia del ajetreo en los otros cubículos, éstos lucían vacíos. En esa especialidad solo se dio consulta en la mañana. La atención en la tarde fue suspendida por la falta de doctores.

El urólogo Ernesto Díaz Jalón recibió una acción de personal el pasado lunes, antes del feriado. "Esta es una medida anticonstitucional... Los que no hemos sido evaluados correctamente, o tal vez señalados a dedo, hemos sido víctimas de este proceso".

Díaz laboró por 20 años para el Ministerio de Salud Pública. En los días de consulta atendía a unos 30 pacientes y en los de cirugía realizaba hasta siete intervenciones.

En las evaluaciones de servidor público, Díaz asegura que alcanzó entre 96 y 97 puntos sobre 100. "Los profesionales que hemos sido competentes y probados no entendemos a qué se debe ese famoso 'Otros'. No sé si a lo mejor la inteligencia policial de la que habla el Gobierno estuvo ahí en una labor de búsqueda de la banda de Los Choneros".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)