17 de November de 2011 00:01

En materia económica hay poco debate

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El viernes 28 de octubre, durante cuatro horas, varias delegaciones de empresarios, gremios y de la sociedad civil llegaron a la Comisión de lo Económico para exponer sus observaciones acerca del paquete tributario en análisis.

En la mesa, solo tres de los 11 asambleístas de la Comisión permanecieron sin moverse de sus asientos. Durante el segundo día de socialización del proyecto, el debate aportaba muy poco a establecer líneas de diálogo y propuestas. Algo similar sucedió la jornada anterior, cuando durante cuatro horas tampoco se llegó a ningún acuerdo específico.

¿La razón? Poquísimo debate. Apenas si Eduardo Terán realizaba alguna acotación, siempre al límite de roces y hasta, en alguna ocasión, con un conato de irse a las manos con el presidente de la Comisión, Francisco Velasco.

También Luis Noboa solía hacer alguna puntualización, por supuesto cuando acudía. Su alterno solo hace acto de presencia.

Y, en cambio, Velasco es uno de los que siempre realizaba observaciones o comentarios, muchas veces en tono agresivo, sobre todo cuando alguna exposición no era de su completo agrado. Y, salvo un par de excepciones, generalmente defendía los proyectos enviados por el Ejecutivo a su oficina.

Del resto de asambleístas, muy poca actuación. Eso pese a que siempre están rodeados de asesores que les pasan papeles escritos, donde les comunican algo que deberían debatir, generalmente basados en los informes de los medios de comunicación.

Así lo señala Jorge Talbot, presidente de la Asociación de Industriales Licoreros del Ecuador (Adile), para quien falta debate dentro de la Asamblea.

“Leyes de tanta importancia, que abarcan varios aspectos a la vez (civiles, penales, tributarios, económicos, etc.) y que son extensos para ser tratados en un solo mes, no deberían ser debatidos. Es más, la misma Constitución lo prohíbe cuando estos proyectos incluyen más de un aspecto”.

Y, precisamente, esa es la principal justificación de los asambleístas de oposición cuando ingresa un nuevo proyecto con carácter de económico urgente. En su debido momento, cuando ingresaron el Código de Finanzas Públicas, el Código de la Producción, la Ley Antimonopolios y ahora la reforma tributaria, el primer discurso que el bloque opositor emite tiene que ver con la “ilegalidad de abordar varios aspectos de una manera tan rápida”. Pero todo queda en letra muerta...

En su debido orden, uno a uno han sido aprobados los proyectos económico urgentes. Y todos con similar tónica: pocos cambios de fondo y múltiples maquillajes solo de forma.

Es más, tras presentar el video de cuando la oposición no ingresó a votar por el informe para primer debate en elPleno de la reforma, Velasco afirmó que “se incluyeron dos cambios y hay unos 70 en la cola”.

Daniel Legarda. vicepresidente Ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores, lo confirma. “Tuvimos acceso al borrador del informe final de Velasco y no se mencionaban las observaciones del sector privado. Solo decía que fuimos a participar. De esa forma no se abona a construir una política pública adecuada. Y por eso, en la ciudadanía hay la percepción de que todo se sujeta a juegos políticos. Los asambleístas deben entender que tienen una responsabilidad ante el país”.

Para el dirigente gremial Rodrigo Collahuazo, desde la Confederación de Seguros Campesinos se está viendo el trabajo de la Asamblea con preocupación.

“Lamentablemente, hay sectores que no quieren que se traten estos proyectos, como sucedió con el asambleísta Ramiro Terán que dejó sin quórum a la Comisión de lo Económico para que no se vote el informe. Hay algunos legisladores que quieren boicotear el trabajo de la Asamblea”.

En las calles, la apreciación es aún más crítica. “Es la misma porquería de siempre. Nada ha cambiado. Ganan montón y no hacen nada”, señalaba una eufórica comerciante que tiene su negocio junto al Palacio Legislativo. Mientras un abogado argumentaba que “es una pena que se sigan con las mismas prácticas de antes”.

Reacciones

Víctor Hugo Albán  Economista
‘Los asambleístas no están preparados’
Veo con gran preocupación cómo los asambleístas no están preparados para debatir  problemas tan importantes en materia económica. Los ecuatorianos deberíamos tener más cultura para saber a quién elegimos. Y no podemos ahora exigir peras al olmo. Con todo respeto, pero ¿cómo un cantante o una ex reina de belleza pueden leer un presupuesto o una Reforma Tributaria? Es verdad que tienen asesores, pero yo mismo me he dado la vuelta varias veces por la Asamblea y hay asesores y asesores. Igualmente, con todo respeto, pero el  chofer de nuestra oficina tiene mayores conocimientos técnicos que algunos  de ellos. Solo son políticos.  

 
Carlos de la Torre Catedrático
‘El Ejecutivo utiliza  una herramienta legal’  
En materia económica, el aspecto de la oportunidad es importante. El Ejecutivo no puede darse el lujo de que se dilate por mucho tiempo algo que requiere. Por ello, envía estos proyectos como urgentes, y que le faculta la Constitución. Entonces, la presión llega a la Asamblea. Es una estrategia política que pasa en varios países. Es decir, para el Ejecutivo el objetivo es que el proyecto que ingresa sea aprobado tal cual y con la menor discusión posible. Entonces, dentro de la Asamblea se abre una manipulación de fuerzas, entre el oficialismo y la oposición. Obviamente, la Asamblea espera que el proyecto enviado esté  pulido técnicamente.    

 
Carlos Rivadeneira Empresario
‘Que se despojen de sus intereses personales’
La Asamblea debe cumplir el trabajo para la que fue elegida e ir más allá de los intereses personales y pensar en e l país. Los proyectos, sin  importar la urgencia y de dónde provengan, deben ser analizados y discutidos de manera seria.  Lamentablemente, me preocupa   que temas tan  importantes y de tanta trascendencia como la Reforma Tributaria, por ejemplo,  estén al borde de aprobarse por el Ministerio de la Ley, sin  el análisis correspondiente. Por eso, reitero mi  reclamo a todos los actores   de la Asamblea para que se despojen de cualquier interés y traten   las cosas con seriedad. Los asambleístas fueron elegidos para representar al  pueblo.  


Ignacio Pérez  Floricultor
‘Las leyes se aprueban mediante trucos’
Para los gremios, es un escenario  frustrante. Cuando se socializa un proyecto no se toman en cuenta nuestras observaciones y finalmente  mediante trucos se aprueban las leyes.  Hoy es más evidente el manejo tremendamente politizado de los temas que se debaten en la Asamblea. No importa si son temas  económicos, políticos, comerciales, etc. La disposición llega de la  Presidencia y Alianza País, a través de la Asamblea,  aprueba las leyes sin ningún análisis. Es deber de nosotros dejar en claro quiénes serán  los responsables de los impactos futuros contra la población: ¿seremos acaso los empresarios o es el Gobierno con sus decisiones?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)