2 de December de 2010 00:00

Las industrias y el Estado buscan espacios para reducir la pobreza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

La reducción de la pobreza, el cuidado del medioambiente y reformas al sistema educativo son los retos prioritarios de los industriales latinoamericanos para lograr el desarrollo económico y social de la región. Esa fue una de las conclusiones del congreso World Business Forum Latinoamérica 2010 que terminó ayer en Guayaquil.

Pero para lograr esa tarea los empresarios latinoamericanos deberán lograr que el Estado permita su participación en los programas de crecimiento y desarrollo económico que llevan a cabo. En la cita también se designó al empresario venezolano Lorenzo Mendoza como el mejor industrial de Latinoamérica.Arturo Condo, rector del Incae, dijo que la reducción de la pobreza es la gran meta para los próximos años. “La empresa privada es la protagonista para reducir la pobreza porque es la que genera riqueza, negocios y fuentes de empleo. Lo que se pide es trabajar en conjunto con el Estado ya que ninguno de los dos lo puede hacer solo”, añadió Condo.

Según Óscar Arias, ex presidente de Costa Rica, las universidades de la región no forman los profesionales que se demanda para sostener un desarrollo social. “En América Latina se gradúan seis profesionales en ciencias sociales por cada profesional de ciencias exactas y por cada dos ingenieros. Los científicos sociales son necesarios pero no son tres veces más necesarios que los ingenieros”.

Arias sostiene que es urgente entregar herramientas prácticas a los profesionales, como las nuevas tecnologías, y apoyar las iniciativas empresariales. “Atraer inversión y promover la transferencia de conocimientos y comprender que el pragmatismo es la nueva ideología universal”.

En cambio, para otros industriales el apoyo del Gobierno ha sido clave para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. Juan Camilo Nariño, vicepresidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), contó que el sector privado invierte en programas de responsabilidad social y ambiental cerca del 2,5% de las ventas totales. “Existe una fuerte vinculación entre los sectores público y privado para buscar y tomar decisiones ajustadas a las realidades y necesidades del país. El desempleo y la pobreza ha bajado”.

Por eso Nariño sostuvo que ahora las inquietudes que se formulan los empresarios ya no se refieren a cómo hacer crecer las economías sino en cómo traducir esos crecimientos para el mejoramiento del empleo y la reducción de los niveles de pobreza.

La tarea tampoco es fácil para el Gobierno colombiano, que ya empezó a elaborar políticas que incluyan temas ambientales. Además crea incentivos para empresas que protejan el ambiente.

La ministra del Ambiente de Ecuador, Marcela Aguiñaga, dijo que las políticas públicas ya incorporan al sector privado para que cuide y conserve el medioambiente. “Hay que incorporar el enfoque ambiental en los procesos productivos y al tema ambiental como una inversión y no como una carga”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)