¿De abogado a pintor? Qué hacer si quiere cambiar de profesión

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
El Universal, México, GDA

Antes de dibujar a Mickey, Walt Disney era un editor de periódicos. Harrison Ford era carpintero antes de que George Lucas lo llamara para filmar “Star Wars”. Andrea Bocelli antes de dar a conocer su hermosa voz al mundo, era abogado. Para Silvester Stallone los días pintaban difíciles cuando era limpiador de jaulas en el zoológico de Central Park de Nueva York; luego le compraron el guión de “Rocky” y todos conocemos el resto. ¿Quién dice que no se puede cambiar de giro de manera exitosa?

Ya sea por motivaciones propias o externas, dedicarse a otra profesión u ocupación quizá se convierta en una de las aventuras más grandes e importantes, ya que implica un cambio completo de vida. Para hacerlo y reducir un poco de riesgo, es necesario que realizar todo un análisis de autoconocimiento y el trazo de una ruta que detalle paso a paso.

Las razones que pueden impulsarle a cambiar de giro son varias y Dawn Rosenberg McKay, autora del libro Everything Job Interview Question Book y especialista en planeación de carrera enlista algunas: La primera es que su vida haya cambiado, es decir, que tal vez antes era soltero pero ahora tiene responsabilidades familiares y no puede dedicarse más a lo que antes hacía. La segunda es que el campo al que se dedica ya no sea lo suficientemente fructífero debido a los cambios tecnológicos, por ejemplo. También puede que sufra alguna enfermedad debido a su trabajo, por ejemplo burnout, un fenómeno que involucra excesivo estrés laboral y el que su trabajo ya no le emocione. Otra razón es de peso también: quiere ganar más dinero.

Puede suceder que ninguna de las situaciones anteriores esté ocurriendo y de todas formas, no se sientas satisfecho. ¿Sientes tenerlo todo y aún así siente que algo le falta? La explicación podría encontrarse en que el trabajo que tiene –a pesar de que lo sabe hacer a la perfección y de que le pagan bien por ello– lo escogió impulsado no en sus propios intereses y habilidades sino que la decisión fue impulsada por alguien más, como sus padres o la sociedad misma, explica Ana Estrada, directora general y fundadora de Brújula Interior, una consultoría que le ayuda a perseguir el trabajo de sus sueños. Los riesgos en cambiar de giro existen pero ningún momento es tarde para perseguir aquello que realmente le hace feliz y pleno.

Sea por cualquier razón, si está a punto de cambiar de trabajo, es probable que sienta miedo; después de todo, es un movimiento decisivo que le dará un vuelco a su vida y a todo lo que se encuentra en ella.

Para enfrentarlo, pregúntese qué es lo peor que puede pasar, recomienda Arturo Chávez, coach de la Business Coaching Firm, una aceleradora de empresas reconocida por la Secretaría de Economía: “Al final, toda experiencia es un aprendizaje y es necesario ver el fracaso así. ¿Qué es lo peor que puede pasar? perder mis ahorros, por ejemplo. ¿Qué vas a aprender? ¿Qué te va a quedar positivo? Te va a dar más esta experiencia. Lo que no se vale es el hubiera, porque quedarse con la duda implica que el arrepentimiento viene después. Entre más grande el riesgo, más grande la recompensa. Ve por tus sueños”.

Pero antes de botar su trabajo actual y concentrar todos sus esfuerzos en buscar una satisfacción plena, tiene que saber hacia donde se dirige.

  • No te tropieces

Antes de renunciar y salir corriendo a perseguir sus sueños, es necesario que trace un plan que especifique cuáles serán sus siguientes pasos. Una premisa que debería convertirse en una máxima: “El que estés frustrado no es suficiente para que abandones las cosas, ya que esto hace que la gente ande sin rumbo”, asegura Ana Estrada. Es decir, antes de hacer cualquier movimiento –y en esto coinciden varios especialistas en el tema – analice qué es lo que realmente le apasiona. Suena muy básico, pero el que esté incómodo o frustrado no le hace saber qué es lo que quiere, primero, tiene que averiguarlo. “Usa la energía que te provoca la frustración para meterle trabajo y horas de calidad a averiguar qué es lo que me gusta hacer, no es tan fácil. Es el paso uno”, explica la especialista.

  • ¿Cómo averiguarlo?

Seguramente tiene una aproximación de aquello a lo que le gustaría dedicarse. En este sentido, el siguiente paso es desmitificar esta ocupación que vive en sus sueños. Porque muchas veces se tiene una idea de lo que es dedicarse a cierta cosa pero la realidad es muy diferente, asegura Ana Estrada. Esto lo puede hacer si la convierte primero en un hobbie y ya después, si descubre que en realidad es lo que prende la llama de su corazón, es momento de hacer un plan y correr tras él.

La pasión será quizá el aspecto más importante: “Si te vas a aventar a hacer un cambio, ya sea a poner negocio o a cambiar de giro, ¿qué tanta pasión tienes? porque es esto lo que te va a mantener pegado. Cuando me platiques tu proyecto, que te lata el corazón”, explica Arturo Chávez.

Como parte de esta evaluación necesita detectar sus valores, habilidades, personalidad e intereses para generar la lista de ocupaciones afines a usted, recomienda Dawn Rosenberg. Todo el proceso es un ejercicio de autoconocimiento que antes tal vez no habías hecho.

El siguiente consejo, y probablemente uno de los más importantes y en el que coinciden varios de los especialistas, es que se fije en las tendencias del mercado, y en los requerimientos de las organizaciones, esto con el objetivo de que a lo que se quiere dedicar tenga espacio para usted. Si está planeando convertirse en emprendedor, va el mismo consejo: analiza el mercado para responder si su negocio tendrá lugar en él o si mejor piensa en otro giro que tenga más demanda.

  • Preparándote, 1, 2, 3

Ya que descubrió su pasión o aquella profesión a la que quiere dedicarse, es necesario que se prepares para ella. Es decir, el que le guste no quiere decir que tenga ya todas las habilidades desarrolladas para desempeñarla bien.

En este sentido, Chávez asegura que vas a necesitar invertirle tiempo y dinero a las habilidades que necesitará cultivar en este camino para asegurarse de que en un futuro las que ahora son carencias no le impidan avanzar hacia su objetivo.

Todo esto deberá concentrarse en el plan de carrera. Éste debe contener una ruta crítica del camino que seguirá durante todo el proceso y además, debe de considerar todas las dificultades que te podrás encontrar en el camino. Siga los pasos y cambia de giro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)