16 de December de 2012 00:03

Central Coca-Codo Sinclair registra un avance del 22%

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0

El trabajo de 4 306 obreros y técnicos ecuatorianos, colombianos y chinos ha logrado al momento un avance del 22% en la construcción del proyecto Coca-Codo Sinclair, la mayor central hidroeléctrica que tendrá el Ecuador en los primeros meses del 2016.

El proyecto arranca en el km 160 de la vía Quito - Lago Agrio, a cuatro horas en vehículo hacia el nororiente de la capital, y se extiende por una superficie cercana a 22 hectáreas entre Napo y Sucumbíos. Tiene un costo de USD 2 200 millones y lo construye la firma china Sinohydro.

La central hidroeléctrica funcionará así: al inicio del río Coca (unión del Salado y Quijos) se construye una estructura para captar el 76% del caudal.

Este volumen fluirá por un túnel horizontal subterráneo a lo largo de 24,8 kilómetros, para luego precipitarse 620 metros, en caída vertical, hacia ocho turbinas que generarán energía con el caudal y la fuerza del agua.


[[OBJECT]]

Sumadas las ocho turbinas tendrán una potencia total de 1 500 megavatios. Es decir, un 50% más que la Central Paute.

El plazo de entrega de la obra en operación vence en enero del 2016 y hasta el momento los tiempos no han variado, según el gerente de la empresa pública Coca-Sinclair, Luciano Cepeda.

Esta compañía representa al Estado ante Sinohydro en el contrato de construcción de la obra.

Para construir la central, 3 407 trabajadores ecuatorianos, sumados a 891 chinos y 8 colombianos, laboran en cuatro frentes: Obras de Captación, Ventana 2, Embalse Compensador y Casa de Máquinas. A ellos se sumó un frente más: las Obras de Caída.

Estas implican la construcción de dos túneles verticales que alojarán dos tuberías de presión que llevarán el agua del río Coca en una fase final hacia las turbinas.

Estos túneles verticales se excavan al interior de una montaña que hará la función de una de las paredes del Embalse Compensador (ver fotografía principal).

En el sitio hay cinco volquetas en las que se recoge el material que sale de la excavación y lo depositan en las escombreras. También se trabaja allí con palas mecánicas y retroexcavadoras.


[[OBJECT]]

 

Para acceder al lugar exacto donde se perforan los dos túneles verticales, Sinohydro realizó un túnel de acceso de 700 metros de largo y 4 metros de alto. Al interior, está sostenido por hormigón lanzado y a cada lado se colocaron dos cables que sostienen decenas de focos para iluminarlo.

Al final del túnel, se encuentra un taladro rojo de unos 3 metros de alto por 2 metros de ancho que excavará uno de los túneles verticales que alojará una de las dos tuberías de presión.

En el centro de esta maquinaria se halla un mecanismo giratorio con una punta de 30 centímetros de diámetro. Esta broca deberá realizar una perforación hacia abajo de 530 metros, explica el jefe de Obra de Coca-Sinclair, Carlos Jarrín, para luego empatarse desde abajo con otra broca de 2,1 metros de diámetro y ampliar el túnel vertical. Hasta el momento, se tienen 470 metros perforados.

Justo al frente del lugar donde se hace esta excavación, trabaja la tunelera o TBM 2 que perfora el túnel de conducción de aguas.

Esta maquinaria es similar a un tren de diez vagones ya que mide 155 metros de largo y tiene un diámetro de 9 metros.

Al momento no se la puede ver en toda su magnitud porque está al interior de la montaña y ya ha excavado los primeros 600 metros de los 10 kilómetros que perforará (ver foto secundaria).


[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)