Autos europeos pagarían menos arancel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 10
Contento 20
Carolina Enríquez.  Redactora.

Si se define el tiempo de desgravación arancelaria para los vehículos europeos se podría cerrar uno de los temas de negociación con la Unión Europea.
Así lo señaló ayer el Ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, durante la evaluación de la segunda ronda de negociaciones entre Ecuador y la Unión Europea, realizada la semana pasada en Manta.

En la mesa de acceso a mercados, Ecuador propuso un período de 10 años para que los vehículos europeos ingresen al mercado ecuatoriano con una desgravación arancelaria.

Aunque el funcionario no dio más detalles, Clemente Ponce, director de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), señaló que el objetivo del Régimen es bajar el arancel acero. Hoy es 35%.

Por ejemplo, si el período es de 10 años podría bajarse de forma lineal, es decir, una décima parte cada año. O también podría definirse una reducción inicial mayor y luego otros porcentajes hasta llegar a cero. “Lo que se seguiría pagando es el Impuesto al Valor Agregado y a los Consumos Especiales”.

[[OBJECT]]El empresario entiende que este habría sido el planteamiento hecho por la industria ensambladora nacional al Régimen. Este Diario buscó la versión de los representantes de este sector, sin respuesta.

El Gobierno, por su parte, explicó que lo que se busca con ese período de desmonte es dar un plazo a los ensambladores para que puedan volverse más competitivos, generar valor agregado y acceder a nuevos mercados y reforzar los actuales: Colombia y Venezuela.

El sector quedaría protegido por un tiempo prudencial, pero conforme pasen los años los vehículos europeos que lleguen al país serán más baratos.
Al momento, según datos de Aeade, la participación de autos importados que llegan desde Europa bordea el 12%. La mayoría son de gamas alta y media con marcas como Mercedes Benz, BMW, Audi y Fiat.

Sin embargo, Ponce considera que al mejorarse las posibilidades de acceso al país podrían llegar nuevas marcas, incluidas de gama media y baja, como la alemana Opel. Otras, que actualmente no llegan al país son Lancia (Italia), Seat (Italia), Rover (Inglaterra), etc.

Para los europeos el período para reducir los aranceles es muy largo. Según Roberto Aspiazu, director del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), ellos habrían propuesto que sean siete años.

El Gobierno informó que en la negociación se pidió que se mejore la oferta. El Ministerio de Comercio Exterior, por ahora, está revisando el tema.
“Ahorita estamos haciendo un análisis, junto al sector ensamblador, para ver el verdadero impacto al reducir los tiempos para poder llegar a un acuerdo con Europa y, entre otros, cerrar la mesa una vez resuelto este tema”.

El Gobierno cree que 10 años es “suficiente” tiempo para que se desarrolle la industria. De hecho, el mismo presidente Rafael Correa dijo en su enlace sabatino que se protegerá a la industria nacional, pero esta tiene que desarrollarse después de un tiempo prudencial.

“Si después de 10 años nuestra industria es incapaz de competir con bienes industriales que deben atravesar el Atlántico y toda Sudamérica para llegar al Ecuador, eso ya es proteger ineficiencias”.

Molestia por las barreras

El ministro Rivadeneira explicó que el tema de restricción de importaciones, a través de la aplicación de controles y exigencias de certificaciones de calidad, también estuvo en el tapete de la ronda de diálogo.

Esto debido a que firmas europeas afectadas presentaron su preocupación ante sus gobiernos y la Comisión Europea.

El compromiso del Gobierno es mantener reuniones para analizar el tema y buscar soluciones. Consideran que no debería haber afectación dado que la UE tiene también normas para regular la calidad.

Por otro lado, el Régimen también planteó a la UE que en el caso de cerrar este año y, que el Parlamento Europeo no se pronuncie a favor del tema ante del 1 de enero, se busque un mecanismo para no pagar aranceles mientras entre en vigencia el acuerdo comercial.

Empresarios como Felipe Rivadeneira, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), señalaron que es importante definir el mecanismo. Por ahora, están satisfechos con el avance de las mesas y aseguran que es positivo que la negociación se esté manejando como un todo y no área por área.

En Contexto
Según la Convención de Viena, dijo el Gobierno, ningún  convenio internacional es obligatorio para siempre.  El convenio con la UE tiene una cláusula para denunciarlo. Se debe seguir el procedimiento de cada país y a los seis meses de ello queda finalizado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (5)