19 de January de 2014 12:45

Fernández cumple un mes ausente, pero sigue gobernando 'con plena dedicación'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cuando se cumple hoy, 19 de enero, un mes de la última aparición pública de la presidenta argentina, Cristina Fernández, su jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que la mandataria sigue gobernando el país "con plena y absoluta dedicación".

"La presidenta toma decisiones en forma sistemática y diaria, tanto estratégicas, como operativas, y está en contacto con cada uno de sus ministros, a quienes instruye órdenes y promueve las acciones correspondientes", señaló Capitanich en una entrevista publicada hoy por el diario argentino Página 12.

Con la ausencia de Fernández de la primera línea política, el jefe de Gabinete se ha convertido en la cabeza visible del Gobierno argentino y en la mano derecha de la presidenta, que le ha otorgado la representación del Ejecutivo en los actos oficiales.

La entrevista a Capitanich publicada hoy viene a cubrir el recuerdo de aquella intensa agenda que siempre acompañaba a la mandataria desde el inicio de su mandato en 2007, con frecuentes viajes por el país y reuniones constantes con altos funcionarios y representantes de distintos sectores.

La situación pegó un giro en octubre, a raíz de la intervención quirúrgica a la que Fernández fue sometida y de la que se recuperó con normalidad tras pasar un mes recluida en su residencia oficial de Olivos, con la consigna médica de llevar una vida tranquila y no viajar en avión, prohibición que se le levantó poco más tarde.

La presidenta reapareció en un acto público el 20 de noviembre, en la toma de posesión de su nuevo equipo económico, con el ministro Axel Kicillof, uno de sus hombres de confianza, a la cabeza, con una imagen renovada que ya había mostrado en un vídeo grabado por su hija, Florencia.

La última aparición de la presidenta fue el pasado 19 de diciembre, en la ceremonia de los nuevos altos cargos de las Fuerzas Armadas argentinas, y desde entonces ni los saqueos en distintas provincias a causa de una huelga de policías o los masivos cortes de luz por la ola de calor le han devuelto a la escena pública.

En medio de esos acontecimientos, la mandataria disfrutaba de sus vacaciones de Navidad en la localidad sureña de El Calafate, rodeada de su familia, mientras Capitanich hacía frente a las reclamaciones y requerimientos de la ciudadanía, siempre en nombre de la presidenta.

Los medios de comunicación se hacen eco hoy del mes de ausencia de Fernández, en medio de un aluvión de rumores sobre su estado de salud, que el hermetismo en el que se mantiene no hace si no alimentar.

Fernández, que alivió el riguroso luto que vestía desde la muerte de su esposo, el expresidente Néstor Kirchner, en 2010, regresó a la Casa Rosada casi dos meses después de ser operada para drenarle un hematoma craneal.

Cientos de militantes, en su mayoría de La Cámpora, que agrupa a las juventudes kirchneristas, abarrotaron el patio de las Palmeras, en el corazón de la sede gubernamental, para darle la bienvenida con banderas, ovaciones y cánticos peronistas.

Desde la oposición se extiende la idea de que Argentina se encuentra en "un vacío de poder", proyectado en los problemas económicos cada vez más patentes, que el equipo ministerial de la presidenta trata de atajar con relativas nuevas soluciones auspiciadas por la presidenta.

Si no hay cambios de última hora, serán los compromisos internacionales los que saquen de su letargo a Fernández, que el 28 y 29 de enero viajará, según fuentes oficiales, a La Habana para la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)