27 de December de 2009 00:00

El mundo mágico de Eulalia Cornejo

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 3

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

 El mundo que rodea a Eulalia Cornejo es mágico. En la sala, mientras conversamos, un duendecillo reposa entre las dos, sentado en el espaldar del sillón y las paredes están pobladas de personajes fantásticos que nos llevan de vuelta a la infancia. Pero, no es sino de sus manos que brota el poder creador para dar vida a las palabras, transformándolas en formas y colores, como si en una suerte de conjuros, de pócimas de acuarela, acrílico, lápiz, esfero o ‘mouse’, surjan las ilustraciones que han materializado los sueños de autores importantes como Edna Iturralde, Mariana Furiase, Édgar Allan García o Francisco Delgado.

La ficha

Eulalia Cornejo  nació el 4 de octubre de 1973. Trabaja actualmente para varias editoriales, y ha participado en más de 30 publicaciones. Tiene dos cuentos escritos e ilustrados por ella.

Premios.  Ha obtenido  premios nacionales e internacionales.Es Ilustradora representante del Ecuador en la Lista de honor de la Organización Internacional para el Libro Infantil y Juvenil, Ibby.


Desde 1993, cuando Eulalia se graduó como diseñadora gráfica, del Instituto Metropolitano de Diseño, se encontró con el mágico oficio, mientras ilustraba textos escolares en la Editorial Santillana y en la Revista ‘Ser niños y niñas’, de la Editorial Don Bosco. En esta, el fundador y director de arte, Luis Calderón le permitió adentrarse con libertad en el mundo del cuento, donde todo es posible.  Según cuenta la ilustradora, esta maravillosa tarea empieza con la lectura y a esta le sigue la cocreación. “Cuando llega a tus manos el cuento de un autor es un mundo fascinante, porque la palabra entra en ti, y desde el momento en que vas leyendo, en tu mente se van formando imágenes y sobre todo en el alma, ya que los cuentos te mueven las fibras más íntimas”, afirma. De esta manera inicia la interpretación y con ella nacen los primeros garabatos. Hay que captar la personalidad del personaje, sus rasgos, las formas de los espacios descritos, las emociones que allí se cuecen, la esencia del texto; es decir, se da lugar a la cocreación: “La meta de un ilustrador es justamente ser un coautor de ese texto”.

Como lo hacía desde niña, los personajes que crea Eulalia generalmente tienen la cabeza más grande que el cuerpo y, por la influencia del arte africano, muchas de sus creaciones se caracterizan por tener un estilo geométrico. Otro de sus ingredientes esenciales es el humor y una de sus técnicas favoritas es el acrílico. En su casa está ubicado su taller, es así como ha logrado combinar su profesión con la maternidad.  Entre tubos de pintura, pinceles, lápices, marcadores y la computadora, Eulalia trabaja a toda hora. Su día comienza muy temprano, y cuando su hija Clara Luz regresa de la escuela, la tarde es para jugar, al menos por un momento, hasta que llega la noche y, mientras su niña duerme, continúa el trabajo. Además, Clarita sigue sus pasos y de las paredes del estudio no solo cuelgan los trabajos de su madre.

En un escritorio pequeñito, con solo tres años y medio, la pequeña artista crea también sus dibujos que poco a poco van llenando las paredes (de las que se ha ido apoderando, ya que lo que comenzó como un garabato con un crayón rojo se está convirtiendo en mural de considerables proporciones) junto a las obras de Eulalia. Otra de las pasiones que la ilustradora transmite a su hija es el placer de disfrutar de la literatura. Antes de que Clara Luz duerma, lee un cuento y miran detenidamente los dibujos, que Clarita está convencida existen en algún mágico lugar.  El mundo de los cuentos infantiles ha cautivado totalmente a Eulalia, ya que, además de ser miembro de la Asociación del Libro Infantil y Juvenil Girándula, en los últimos años ha publicado dos libros escritos e ilustrados por ella.  El primero de ellos se titula ‘Porque existes tú’ (Editorial Alfaguara), que es un cuento que busca trabajar en la autoestima de los niños; después, en 2007, apareció ‘Cuando los gatos verdes cantan’ (Editorial Trama) que trata de lo mágica que puede ser una sonrisa. Con este último  obtuvo el premio Darío Guevara Mayorga 2007, del Municipio de Quito.

Tenga en cuenta

Desde niña,   Eulalia Cornejo disfrutaba del dibujo. Además los personajes de Plaza Sésamo, especialmente Beto, Enrique y la Rana René marcaron su vida.

Además   de haber ilustrado más de 30 libros para niños, Eulalia Cornejo ha publicado ‘Porque existes tú’ y  ‘Cuando los gatos verdes cantan’, cuentos escritos e ilustrados por ella.

Web: Visite el blog de Eulalia Cornejo: www.eulaliacornejo.blogspot.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)