5 de abril de 2017 14:43

Otra mujer fue asesinada en Cuenca y se convoca al Consejo de Seguridad

En el sitio del bosque donde fue asesinada Rosa Camas, su familia dejó encendida una vela. Allí, hay huellas de sangre provocadas tras el disparo del que fue víctima. Foto: Lineida Castillo/ EL COMERCIO

En el sitio del bosque donde fue asesinada Rosa Camas, su familia dejó encendida una vela. Allí, hay huellas de sangre provocadas tras el disparo del que fue víctima. Foto: Lineida Castillo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 73
Triste 11
Indiferente 1
Sorprendido 6
Contento 6
Lineida Castillo
(I)

Una nueva muerte violenta se registró la noche de este miércoles 4 de abril del 2017 en la capital azuaya, en el sur del Ecuador. Rosa Regina Camas, de 42 años, fue asesinada en un bosque, mientras retornaba de su trabajo.

Como todos los días, la azuaya viajó en bus interprovincial que toma la autopista Cuenca-Azogues, y se quedó a la altura de la entrada a la zona rural de Jadán. Desde allí debía dirigirse al barrio Llactacún de la parroquia cuencana de Nulti.

Ella debía cruzar a pie por un camino angosto y de vegetación. Su hijo de 22 años, le esperaba en la parte baja para llevarla en el carro hasta su casa. Minutos antes y por dos ocasiones, Camas le llamó por teléfono a su vástago para avisarle que ya estaba cerca de la parada.

El joven vio cruzar el bus y cinco minutos después al ver que su madre no aparecía caminó hasta el bosque y encontró su zapato con sangre. Eso le hizo suponer que algo malo ocurrió. Entonces, regresó a precipitada carrera hasta el vehículo y lo ubicó en una parte estratégica para buscarla en medio de la oscuridad.

Los rastros de charcos de sangre lo llevaron hasta el cuerpo de su madre que yacía muerta de un disparo en el pecho y su cuerpo estaba completamente desnudo. En el sitio también encontraron la ropa, cartera con los documentos personales, lentes y otras pertenencias.

Este caso alarmó a los cuencanos porque es la tercera muerte violenta por un disparo en menos de cuatro días. El viernes 31 de marzo, el cuerpo de una mujer fue encontrado arrojado en la acequia en un bosque por donde todos los días cruzaba para dirigirse a su trabajo. Ella también fue asesinada de un disparo en el pecho.

Estos y otros hechos violentos como el femicidio de Cristina Palacio obligó al alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, a convocar para este jueves 6 de abril del 2017, a los miembros del Consejo de Seguridad, para analizar lo que está ocurriendo en esta ciudad, encontrar a los responsables y buscar estrategias para redoblar la seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (68)
No (6)