23 de marzo de 2016 17:46

Los primeros 100 militares llegaron a Sucumbíos para 'blindar' la frontera 

A finales de diciembre del 2015, EL COMERCIO viajó a Lago Agrio, Sucumbíos y acompañó a militares en un control fronterizo. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

A finales de diciembre del 2015, EL COMERCIO viajó a Lago Agrio, Sucumbíos y acompañó a militares en un control fronterizo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 21
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 9
Javier Ortega

100 soldados de las tres ramas de las Fuerzas Armadas (Ejército, Marina y Aérea) se trasladaron en la última semana a Sucumbíos para reforzar los controles en la frontera norte.

El Ministerio de Defensa prevé "blindar al máximo" el cordón fronterizo para evitar riesgos de seguridad una vez que se firme la paz en Colombia. Los diálogos entre el gobierno de ese país y las FARC están es su fase final.

Ricardo Patiño, ministro de Defensa, dijo ayer, martes 22 de marzo, que "está trabajando en la preparación de nuestro país para el posconflicto".

El funcionario aclaró que el control del territorio no solo será "desde el punto de vista de las armas y de nuestro posicionamiento en la frontera". También tienen previsto trabajar con la población.

Un general de las FF.AA. y una mujer experta en derechos humanos dan sus puntos de vista sobre este 'blindaje'.

Oswaldo Jarrín, excomandante de las FF.AA

El general en servicio pasivo alerta sobre las consecuencias para el Ecuador luego de la firma de paz entre Colombia y las FARC.

-Surgimiento de bandas criminales, conocidas en Colombia como Bacrim. Actualmente en ese país operan las denominadas Águilas Negras, Los Rastrojos, Los Urabeños.

-
Grupos de narcotráfico

-
Refugiados que llegarán al país ante las amenazas de miembros de las FARC que no se acojan al proceso de paz.

-
Desplazamientos de ecuatorianos que viven en el límite de la frontera

Para Jarrín, estas consecuencias no solo se solucionan 'blindando' el cordón fronterizo sino que "merecen un estudio detallado y una reunión del Consejo de Seguridad Publica y del Estado (Cosepe)".

Zita Suárez, presidenta de la Federación de Mujeres de Sucumbíos

La representante de las mujeres en la provincia fronteriza habló del trabajo con la población que prometió el Ministro de Defensa.

Suárez asegura que la población, más allá del control militar, necesita mayor atención en temas de salud y servicios básicos.

"¿Qué ganamos la población con tanto resguardo si no contamos con servicios básicos, centros de salud? Hay comunidades que no tienen luz eléctrica, acceso a las medicinas...Si el Ministro viene y tenemos el espacio para hablar con él le diríamos estas cosas".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (6)