20 de enero de 2017 20:18

Menores que fallecieron por las lluvias en Pastaza son velados 

Amigos y familiares llegaron a la iglesia central de la ciudadela Bellavista del cantón Mera, para el velatorio de los dos adolescentes. Foto: Modesto Moreto / EL COMERCIO

Amigos y familiares llegaron a la iglesia central de la ciudadela Bellavista del cantón Mera, para el velatorio de los dos adolescentes. Foto: Modesto Moreto / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Modesto Moreta

Una capilla ardiente se levantó en la iglesia central de la ciudadela Bellavista del cantón Mera, en la amazónica provincia de Pastaza. Allí se realiza el velatorio de Evelyn, de 13 años, y Kevin Toasa García, de 16, quienes murieron aplastados por el lodo y piedras que descendió de la parte alta de la montaña, durante la madrugada del jueves, 19 de enero del 2017.

El material ingresó por una ventana del dormitorio donde descansaban los dos menores de edad, en medio de una intensa lluvia que se registró en este sector y en otras provincias del país la noche del jueves. Una parte de la pared colapsó, cubrió sus camas y destruyó todos los muebles y enseres. El hecho ocurrió a las 23:38.

“No hubo tiempo para salvarles, todo fue en segundos, nadie pudo hacer nada porque el lodo y el agua descendían como un río por medio de la sala. Fue como un estruendo que alarmó al pueblo. Luego salió la vecina pidiendo ayuda; intentamos rescatarlos pero el agua bajaba con fuerza”, contó Edgar Casco, un morador del sector.

Personal del Cuerpo de Bomberos, Policía Nacional, Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), del Ministerio de Salud de Puyo, Mera y Shell se movilizaron hasta el sector y rescataron los cuerpos sin vida.

Sus compañeros de aulas, vecinos y amigos acompañaron este viernes, 20 de enero del 2017, a los familiares, en el velatorio. Ángel Toasa, padre de los menores, dijo que en el momento de la tragedia no estaba en casa. A las 24:00 le llamaron a la empresa donde trabaja a contarle lo sucedido. “Me dijeron que la casa estaba inundada de lodo, pero cuando llegué me dieron la noticia y me desmayé”.

Los chicos eran becados por la Iglesia Nazaret y estudiaban en el colegio Francisco de Orellana del mismo sector. Su madre, María García, permanecía hasta la tarde de hoy internada en el Hospital de Mera. “Ya no queremos vivir en el sector, pedimos ayuda a la gobernadora y ella nos ofreció reubicarnos en otro sitio, esperamos que cumpla”, mencionó Toasa.

Un grupo de técnicos del Consejo Provincial de Pastaza realizó un recorrido por las zonas afectadas. Sharon Tapuy, viceprefecta, dijo que efectúan un diagnóstico del sistema vial que también resultó afectado por las lluvias. Visitaron los sectores Bellavista, Picolino y El Recreo para verificar los daños. “El objetivo es atender con maquinaria las zonas afectadas por los desbordamiento del río Pindo Grande”.

Los habitantes del barrio La Isla de la ciudad del Puyo solicitaron ayuda frente al desbordamiento del río del mismo nombre. Al lugar llegó el personal de Fuerzas Armadas, Policía Nacional y Cuerpo de Bomberos. En este sector, seis niños fueron trasladados a un lugar seguro.

Según la información de la Secretaría de Gestión de Riesgos, se reportó el colapso del sistema de alcantarillado en varios sectores de la parroquia Shell y en los cantones de Mera y Puyo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)