19 de marzo de 2015 22:40

Alcaldía investigará "toma arbitraria" de la Plaza Grande

Plaza Grande

En la Plaza Grande de Quito se reunieron simpatizantes de Rafael Correa en una feria artesanal: Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 45
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 101
Diego Puente

El alcalde Mauricio Rodas encabezará una inspección por los lugares del Centro Histórico en los que hubo concentraciones políticas. Uno de los sitios que será revisado será la Plaza Grande en donde hubo una feria artesanal, vinculada con el Gobierno Nacional, que no contó con los permisos municipales.

La Feria Primero lo Nuestro pasó por alto la autoridad municipal y se instaló en la Plaza Grande el mismo día en que se produjo la marcha de varias agrupaciones sociales.

Esto mereció una respuesta del Burgomaestre. "Esta Feria no contó con las autorizaciones correspondientes. Vamos a hacer las investigaciones del caso para determinar lo que ocurrió, cuál es el tipo de acción para ejecutar una sanción".

Resaltó el derecho de las personas a manifestarse, pero en un marco de respeto a las leyes y normativas. Además, indicó que está en contra de la reelección indefinida y no descartó su derecho a manifestarse cuando considere pertinente hacerlo.

A las 20:00, Rodas dio un balance preliminar de lo ocurrido en la marcha convocada por indígenas y movimientos sociales. Aseguró que hasta esa hora no hubo daños graves al patrimonio de la ciudad, pero sí tuvo reportes de uso de pintura y otros incidentes menores.

Desde las 08:00, una tarima estuvo instalada en la entrada principal de La Catedral de Quito en donde se presentaron artistas que amenizaron la Primera Feria Primero lo Nuestro. Para sostener algunas partes de la estructura metálica se usaron cuerdas que estuvieron atadas a los pilares de esta centenaria iglesia.

En los bordes de la Plaza Grande se ubicaron cerca de 60 carpas blancas. En su interior estuvieron productores y artesanos de diversas partes de país. Pescados, quesos, zapatos, ropa, títeres, artesanías y otros productos fueron parte de la Feria.

Jhofre Echeverría, administrador de la zona Manuela Sáenz, encargada del Centro Histórico, tildó de irresponsable que se haya hecho esta feria, sin permiso, ya que había un ambiente político tenso por la marcha contraria al régimen del presidente Rafael Correa.

"Es una irresponsabilidad. Nosotros entendemos que hay una movilización y se pasaron por encima de las autoridades", reprochó Echeverría

El administrador puntualizó que en la Plaza Grande no se otorgan permisos para ferias artesanales ya que existen otros sitios, como la plaza de Santo Domingo, en donde se pueden hacer estos actos.

Por estos motivos, según Echeverría, se negó el permiso que solicitaron las autoridades de la Prefectura de Pichincha, a través de un oficio fechado el 17 de marzo del 2015.

Los organizadores de la Feria argumentaron que sí contaban con el permiso de la Intendencia de Policía y de otras entidades. Luis Quishpi, presidente de la Junta Nacional de Defensa del Artesano, negó que su presencia haya estado relacionada a la coyuntura política. "Queremos dar a conocer que los artesanos estamos preparados para entrar en la producción y competitividad, ahora que existen las salvaguardas".

En la Feria estuvieron presentes miembros de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), afines al Gobierno Nacional. Su presidente, Oswaldo Chica, mencionó que cerca de 10 000 personas afines a la Central circularon por la Plaza Grande como apoyo a los artesanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (23)
No (0)