22 de septiembre de 2017 13:10

Lenín Moreno: ‘Correa me dijo que se iba a vivir a Bélgica y respetaría mis decisiones. Parece que se le olvidó la promesa’

Moreno dijo que las diferencias con Rafael Correa iniciaron desde que el exmandatario fue a Ginebra a pedirle que sea su candidato. Foto: Archivo/EFE

Lenín Moreno dijo a la BBC que las diferencias con Rafael Correa se iniciaron desde que el exmandatario fue a Ginebra a pedirle que sea candidato por Alianza País. Foto: Archivo/EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 41
Triste 2
Indiferente 7
Sorprendido 4
Contento 80
Redacción Elcomercio.com

“El Ecuador estaba bastante polarizado: la diferencia que hubo en votos de una candidatura a otra fue bastante pequeña y las controversias eran bastante grandes. Había que iniciar un proceso de reconciliación nacional, volver a hacer que se encuentren personas que no coincidían ideológicamente”. Las palabras son del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y se recogen este viernes 22 de septiembre del 2017 en una entrevista con la BBC.

En el diálogo, que se realizó en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York, en el marco del 72 período de sesiones de la Asamblea General, al cual acudió el mandatario, Moreno se refirió a las diferencias con su antecesor, Rafael Correa. Sostuvo que dichas discrepancias no son desde que se inició su mandato, sino que existen desde “hace rato”. De manera específica, desde que Correa fue a Ginebra a pedirle que sea su candidato.

“Habíamos conversado con el presidente Rafael Correa cuando él fue a Ginebra a solicitarme que sea su candidato. Yo le he manifestado que existen diferencias en la concepción misma de cómo se relaciona con los sectores productivos, gremiales, sociales. Yo apelo bastante más al diálogo que a las imposiciones. Y él me había manifestado que no hay ningún problema, que va a vivir a Bélgica y no va a molestar —lo estoy diciendo como un término un poco feo— que va a respetar completamente mis decisiones. Parece que se le ha olvidado un poquito la promesa”, dijo Moreno a la BBC.


El Presidente ecuatoriano, posesionado el último 24 de mayo del 2017, reconoció que los desacuerdos con Correa son notorios de manera especial en redes sociales y acotó que aunque lo conversaron, “parece que los expresidentes se olvidan, no se han dado cuenta que son expresidentes y suelen comportarse de manera diferente. Como que tendrían todavía la potestad de decidir”.

En el diálogo con la BBC, también se tocó el tema de la cámara escondida en el despacho presidencial. Moreno reafirmó que le causó sorpresa que cuando la Fiscalía fue a investigar se toparon "con una cámara que sí estaba prendida, pero que los cables que conectaban con los discos duros estaban desconectados".


Más allá de ello, enfatizó que por parte de varios compañeros que colaboraron en el Gobierno de Correa nació la preocupación de si fueron grabados o no. Sin embargo, agregó que confía en su funcionarios; la mayoría participó en la gestión de Rafael Correa.

Sobre la corrupción, Moreno aceptó que “lastimosamente sí hubo actos de corrupción en el gobierno anterior” y él tiene un firme compromiso de erradicar tal problemática. Cuando se le recordó que sirvió como vicepresidente en la época de Correa, el actual presidente ecuatoriano se deslindó de los actos de corrupción que existieron en dicho período (2007-2017).

“Yo nunca participé en el tema económico. Estaba dedicado al tema social, principalmente al rescate de los derechos de las personas con discapacidad, y tuvimos bastante éxito en ello”, dijo.

Al final de la entrevista, Moreno habló de temas internacionales como el caso de Venezuela, Julián Assange y su primera presencia en una Asamblea General de la ONU. Sobre el país sudamericano sostuvo que “apela al diálogo para que las partes puedan resolver sus controversias”. No obstante, se mantuvo en la preocupación por las víctimas mortales tras las protestas y el número de presos políticos.

En el caso del fundador de WikiLeaks, Moreno agregó que no comparte la actividad que realiza el activista australiano, pero que es necesario “proteger su vida” hasta encontrar una solución con el Gobierno británico.

En cuanto a la ONU, el Jefe de Estado ecuatoriano comentó que termina su estancia con mucho entusiasmo. Especialmente, por firmar el tratado de no proliferación de armas nucleares, por la ratificación del tratado de París y el protocolo de Nagoya.


Moreno agregó que se mantiene en lo dicho en su discurso, sobre la necesidad de renovar liderazgos y el problema que existe cuando se quiere perpetuarse en el gobierno o se crea que “hay personas predestinadas para sacar adelante a un país”. Por su parte, finalizó, el sólo gobernará los cuatro años y no optará por la reelección.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (36)
No (14)