10 de mayo de 2017 00:00

El presidente electo Lenín Moreno inicia su ruta en la política exterior

La cita del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, en Lima, coincidió con la visita de Moreno a su futuro homólogo peruano, Pedro Pablo Kuczynski. Foto: EFE

La cita del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, en Lima, coincidió con la visita de Moreno a su futuro homólogo peruano, Pedro Pablo Kuczynski. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 94
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 26
Adriana Noboa

Sin ser posesionado aún, Lenín Moreno inició su política de acercamiento internacional con los gobiernos de Colombia y Perú.

Lo hizo acompañado de María Fernanda Espinosa, actual embajadora por Ecuador ante la ONU, en Ginebra. Ella estuvo ayer en Lima, junto al canciller Guillaume Long, en la ceremonia de traspaso de la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Él la presentó como su sucesora en el cargo.

La diplomática ocupó ya el Ministerio de Relaciones Exteriores en 2007, siendo también la primera Canciller del presidente Rafael Correa. Después estuvo a cargo de las carteras de Defensa y de Patrimonio.

La cita del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, en Lima, coincidió con la visita de Moreno a su futuro homólogo peruano, Pedro Pablo Kuczynski.

El evento en el que Ecuador recibió la Presidencia de la CAN fue en la mañana del martes 9 de mayo del 2017. Y en la tarde, Espinosa fue con Moreno a la Casa de Pizarro. Al igual que lo hizo el lunes en Bogotá, cuando el presidente electo se reunió con el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, en la Casa de Nariño.

El objetivo del viaje era “reafirmar el interés del Mandatario ecuatoriano de profundizar las relaciones”. Esta primera agenda internacional de Moreno tiene dos lecturas. Andrés González, catedrático e internacionalista de la Universidad San Francisco de Quito, lo ve como una señal positiva; un paso “muy cauto, muy lógico”, ya que empezar con los vecinos es importante.

Sostiene que se trata de trazar la ruta de la política exterior que tendrá el próximo Presidente y destaca el que no haya empezado sus acercamientos con base en una ideología política, ya que ni Santos ni Kuczynski pertenecen a la tendencia que impulsa el denominado Socialismo del Siglo XXI. “Un presidente taimado en ideologías no hubiese hecho esas visitas”, advierte.

Pero María Paz Jervis, experta en Relaciones Internacionales y docente de la Universidad de las Américas, opina lo contrario. No ve que Moreno marque aún una diferencia con su predecesor, Rafael Correa, ya que sostiene que es normal iniciar los acercamientos con los países vecinos.

Sin embargo, acepta que en el discurso el Presidente electo “ha insistido en que quiere guardar distancia, tener su propia sintonía, pero no nos dice nada novedoso, nada distinto”. Y esto lo argumenta con la confirmación de que Espinosa, quien fue la primera canciller del presidente Rafael Correa, volverá, casi nueve años después, a la Cancillería.

Moreno ya la había presentado incluso ante el Cuerpo Diplomático acreditado en Quito, con quienes se reunió tras ser proclamado ganador.

El martes, el mismo canciller Long marcó distancia en su discurso de la mañana, ante el Consejo Andino. Tras presentarla, dijo que no entraría en detalles sobre la agenda que impulsará Ecuador dentro del organismo, ya que su sucesora lo hará desde junio próximo.

Aunque Long sí mencionó las salvaguardias cambiarias: “sabemos que es un tema que tenemos que discutirlo aquí y que no ha sido sencillo”, dijo.

El Canciller explicó que la dolarización es un elemento estructural del Ecuador y que espera que los países vecinos entiendan a qué punto marca las grandes decisiones de la política nacional y exterior.

Ecuador pidió en la CAN, en octubre pasado, que se reglamente el mecanismo de salvaguardia cambiaria. La idea es que el instrumento se pueda aplicar de forma inmediata cuando las monedas de los países miembros se devalúen.

La apreciación del dólar y la directa depreciación del peso colombiano y el sol peruano generaron fuertes impactos en las exportaciones nacionales, ya que se volvieron más costosas. Eso impactó a la economía nacional y principalmente a las zonas fronterizas.

Durante los 10 años de este Régimen se han aplicado salvaguardias cambiarias por dos ocasiones. La última fue a inicios del 2015 y se extendió por dos meses. En marzo de ese año se aplicó la salvaguardia por balanza de pagos, que está por terminar el mes que viene.

Sin embargo, la posibilidad de un nuevo incremento de las importaciones y el impacto por devaluación obligarían a que se opte por algún medio para enfrentar dicha situación. Eso todavía no ha sido definido por el Gobierno entrante.

Sobre la CAN, González y Jervis concuerdan en que el organismo ha perdido relevancia. El primero agrega que el problema es la ambigüedad de sus miembros, que le han dado más importancia a otros foros como la Unasur y la Alianza del Pacífico.

En su mismo plan de Gobierno, Moreno no menciona a la CAN, aunque sí hace referencia al fortalecimiento de la integración regional, pero a través de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), la Unasur e incluso la también debilitada Alianza Bolivariana (Alba).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (4)