9 de agosto de 2017 00:00

Lenín Moreno sofoca las críticas de Alianza País

Los representantes del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare) manifestaron su respaldo a Lenín Moreno, ayer en Carondelet. Foto: Cortesía Presidencia

Los representantes del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare) manifestaron su respaldo a Lenín Moreno, ayer, 8 de agosto, en Carondelet. Foto: Cortesía Presidencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 70
Triste 0
Indiferente 10
Sorprendido 5
Contento 33
Redacción Política

La salida de Antonio Intriago de la Corporación Nacional de Electricidad y la aclaración de que Gustavo Larrea no forma parte del Gobierno desvanecieron las dos principales críticas que había contra el presidente Lenín Moreno.

Sobre todo desde el ala de País que más ha cuestionado al actual Gobierno. Esos dos gestos fueron celebrados por los militantes, reconoció ayer, 8 de agosto de 2017, el consejero presidencial Ricardo Patiño.

Él se ha convertido en el puente entre el Ejecutivo y sus coidearios como Gabriela Rivadeneira, secretaria de AP, la legisladora Marcela Aguiñaga y el vicepresidente Jorge Glas.

Con este último ha mantenido reuniones frecuentes en los últimos días, en aras de recuperar la unidad del movimiento oficialista.


De uno de los temas que más han hablado es el cese de funciones de Glas, luego de que hiciera pública una carta con duras críticas all Presidente.

Según el consejero presidencial, Glas tuvo una información incorrecta y eso provocó “una interpretación de la información, que parece no era certera”.

Según Patiño, sí “daba la impresión de que existía un acuerdo” por parte del Gobierno con el ex PRE, actual Fuerza Ecuador; pero con la salida de Intriago “queda claro que eso no existe”.

Aunque sobre Larrea afirmó que “algunas gestiones que él estaba haciendo en organismos del Estado, con personas, con asambleístas, en nombre del Presidente de la República, estaban generando una confusión”. Pero eso también quedó resuelto con la aclaración escrita por la Secretaría de la Presidencia de que él no representa a Lenín Moreno.

Ahora, la prioridad en Alianza País es aprovechar que las tensiones han bajado para buscar acercamientos entre Moreno y Glas.

Aún no existen visos para pensar en que se concretará un diálogo entre ambos, como han propuesto legisladores y dirigentes nacionales, pero hay equipos trabajando con cada uno para que las diferencias importantes puedan superarse en el corto plazo.

Mientras tanto, las declaraciones de las directivas del movimiento se han multiplicado. Ya no solo a través de la dirigencia nacional, sino también con misivas propias.

Sucedió con la dirigencia de Pichincha, de Guayas, de la circunscripción de Europa, Asia y Oceanía. Coinciden en que se debe apelar a la unidad del movimiento y que, además, hacen faltan evidencias claras de que se respetará el plan de Gobierno con el que se ganó las elecciones y los principios de su proyecto político.

Virgilio Hernández
, otro consejero presidencial y también miembro de Alianza País, cree que el momento que vive el oficialismo representa una oportunidad para repensar ese espacio político y su estructura. El proceso debe necesariamente -dice- tomar en cuenta a las diferentes corrientes que pueden existir.

Pero aclara que todo esto debe impulsarse sin “hacerle el juego” a los sectores que ven este momento de Alianza País como una oportunidad para la acumulación de poder.

Apoyo a Lenín Moreno

El Presidente continuó ayer con su agenda pública de diálogo nacional. Desde el mediodía se reunió con los representantes del Consejo de Juntas Parroquiales (Conagopare), en el Palacio de Carondelet.

Ahí agradeció a su presidente, Bolívar Armijos, por su lealtad y el apoyo durante la campaña, pese a no ser parte del oficialismo. Armijos tiene previsto lanzar pronto una agrupación política propia de las juntas parroquiales.

Él, al igual que otros sectores políticos y sociales externos, presentó su respaldo al Mandatario, e incluso anunció una “masiva” movilización nacional en los próximos 20 días para demostrarlo.

El presidente Moreno lo agradeció. Luego destacó que las juntas parroquiales son importantes porque permiten el contacto directo con la ciudadanía, por lo que consideró que los acuerdos que se alcancen serán de beneficio mutuo.

También dijo que se está trabajando para que el sector rural goce de altos estándares, sobre todo en servicios de salud y educación.

Para dar seguimiento a los ofrecimientos se ofrecieron reuniones trimestrales entre el Presidente y los directorios de los organismos de los gobiernos locales, prefecturas, alcaldías y juntas parroquiales.

De igual forma, cada mes se reunirá con los presidentes de las tres agrupaciones para planificar el trabajo. El Presidente insistió en que se continuará con lo positivo que ha hecho la revolución ciudadana, pero que rectificará lo necesario.

En contexto
El partido de Gobierno afronta una crisis interna que llegó a un pico con el retiro de funciones al Vicepresidente. Ricardo Patiño, asesor presidencial, y Gabriela Rivadeneira, secretaria ejecutiva de Alianza País, se pusieron al frente de un proceso de reconciliación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (17)