26 de octubre de 2016 16:15

Organizaciones indígenas llegaron con semillas hasta la Asamblea para protestar por una ley

Desde las 10:00 del miércoles 26 de octubre de 2016, la cuadra de la calle Piedrahita, entre Gran Colombia y Luis Saa fue cerrada a los vehículos por la llegada de los indígenas. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Desde las 10:00 del miércoles 26 de octubre de 2016, la cuadra de la calle Piedrahita, entre Gran Colombia y Luis Saa fue cerrada a los vehículos por la llegada de los indígenas. Foto: Daniel Romero / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 7
Daniel Romero

En el parterre central de la calle Piedrahita, frente a la Asamblea Nacional, en Quito, un grupo de representantes de organizaciones indígenas y campesinas hizo una especie de exposición de las semillas que cultivan en sus comunidades.

Esta acción se dio como un acto simbólico en contra de la Ley de Semillas que, actualmente, se encuentra en una consulta prelegislativa, por parte de la Asamblea.

Desde las 10:00 del miércoles 26 de octubre de 2016, la cuadra de la calle Piedrahita, entre Gran Colombia y Luis Saa fue cerrada a los vehículos por la llegada de los indígenas. Desde ese momento se ubicaron en la acera con productos como maíz, mashua, morocho, habas y pepas de zambo, entre otras.

Según Carlos Pérez Guartambel, presidente de la Ecuarunari, la medida tiene el objetivo de realizar un acto simbólico de resistencia en contra de la Ley que se trata en la Asamblea. El principal reparo es la certificación de las semillas que tendrían que realizar los agricultores para poder comercializar su producto.

"Con esta Ley se legitimirá que el Estado despoje de las semillas a las comunidades. Las semillas son nuestro patrimonio y esta Ley solo beneficiará a las grandes empresas multinacionales", señaló.

Según Pérez Guartambel, hay semillas únicas en el Ecuador.

"Tendríamos que sacar un certificado de cada semilla para después obtener un permiso del Estado. Nosotros no lo haremos. Nuestra resistencia consistirá en seguir comercializando o haciendo trueques con las semillas que son una herencia de conocimiento de nuestros abuelos", dijo.

En esto coincidió Antonio Pico, de la Asociación Montubia de Santa Ana. Para Pico, en sus comunidades, las semillas no solo son el alimento, sino parte de su cultura. "Si la Ley pasa, lo único que queda es la resistencia", señaló.

Cerca de las 13:00, una comisión logró ingresar a la Asamblea para entregar una muestra de sus productos. Hasta las 14:00, las organizaciones indígenas se mantuvieron frente a la Asamblea Nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)