6 de February de 2010 00:00

Impuestos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Carlos Aníbal  Mora Castro

Si usted  debe ausentarse del país debe saber que le espera un cadena sin fin de impuestos y gastos que no mejorarán su calidad de vida.

* Primero debes pagar el impuesto más caro de Latinoamérica (USD 40 y pico) que ponemos dizque para el nuevo aeropuerto.  Ya en las salas de embarque te sacan un ojo por cualquier comida rápida.

* Si eres semipelucón y haces gastos con tu tarjeta de crédito, te van sonando al paso el 1% de lo que consumes para el Estado y lo de ley para dinero plástico.

*Cuando regresas a tu lindo Ecuador con gente amable y vas a recuperar tus maletas que las botan al piso por falta de espacio en las cadenas, debes cancelar a una ‘madame’ con los nervios de punta, que reclama a todo el mundo que trata de tomar un coche para sacar su equipaje a las aduanas, que eso no es gratis, primero debes pagar 1 dólar (el tema no es el valor),  por un adefesio viejo, sin huellas de mantenimiento hace mucho tiempo (llantas en mal estado y sin lubricación) que más te cuesta empujar y como no hay lo suficiente para cubrir la demanda de vuelos que arriban al mismo tiempo, debes esperar que te reciclen. ¿Habrá control sobre eso?

Al insistir que si pagamos una tasa tan alta por los servicios aeroportuarios al momento de salir, por lo menos eso debería ser de libre uso como en la mayoría de los aeropuertos del mundo, pero responden: “ Eso es aparte”.

¿Debo entender  que es un ‘negocio aparte’ de la Corpaq, que es la que  cobra las tasas y administra el aeropuerto de Quito?

Al salir, finalmente, te toca  pagar  el impuesto al comedido que te ayuda con el equipaje para regresar rápido el coche.

¡Así sí vale la pena viajar!

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)