21 de diciembre de 2015 00:00

Gobierno y empresas pagan los décimos en un año difícil

La empresa de detergentes Proquim pagó el pasado 11 de diciembre el decimotercero. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

La empresa de detergentes Proquim pagó el pasado 11 de diciembre el decimotercero. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
Carolina Enríquez

Los empleadores en el sector privado tienen a partir de hoy cuatro días para pagar el decimotercer sueldo.

El artículo 111 del Código de Trabajo norma el pago de este sobresueldo, conocido como bono navideño. Corresponde a una remuneración completa, es decir, el sueldo más bonos, horas extras, comisiones, etc.

Hasta el año pasado los trabajadores recibían hasta el 24 de diciembre el decimotercer sueldo completo. Sin embargo, a partir de este, con la aprobación de la Ley de Justicia Laboral, existe la posibilidad de recibirlo de manera mensual.

Solo quienes decidieron mantener el mecanismo anterior tienen derecho al monto completo hasta este jueves. Pese al impacto que ha generado en la liquidez del sector privado este año económicamente difícil, los empresarios han logrado pagar el décimo o están próximos a hacerlo.

Este es el caso de Cristian Ponce, propietario de la fábrica de detergentes Proquim. El pasado 11 de diciembre pagó el sobresueldo a los 12 empleados de la compañía, pero reconoce que fue un año duro. “Recortamos personal. Éramos 15 personas, pero ahora quedamos 12.

Nuestras ventas se redujeron 15% con relación al 2014”. 
Asegura que no tuvo problemas en pagar el dinero porque provisionó durante todo el año y sus principales clientes, los supermercados, siguen comprando y pagando puntualmente.

Menos del 20% de sus clientes son casas de salud del Estado, las cuales están pagando con retardo sus facturas.
El empresario afirmó, no obstante, que la situación económica es “crítica” y que conoce de otras empresas que solo tienen para pagar el décimo, pero no el sueldo de diciembre porque no tienen la suficiente cantidad de dinero para hacerlo. Ponce está analizando estrategias para enfrentar el 2016.

Gino Descalzi, propietario de Fiorentina Flowers, por su parte, indicó que pagarán el décimo a sus 280 empleados en los tiempos previstos y la provisión ha sido clave para ello.
El empresario asegura que cuenta con liquidez gracias al uso de fondos de ahorro, a que se lograron compromisos mínimos con proveedores para el pago de facturas y a una estrategia de reducción de gastos “porque cada dólar vale un diamante”.

Explicó que la liquidez para el sector es mala. La apreciación del dólar llevó a que las exportaciones se encarezcan y reduzcan. Como solución se presentó el pago anticipado de impuestos al comercio exterior (draw back) para las ventas que no incluyan EE.UU., pero el Estado solo canceló hasta abril. La firma espera que se paguen pronto los montos.

Algunas empresas manejan cierta liquidez porque han ampliado el tiempo para pagar a los proveedores o porque están en el periodo de gracia de los créditos con la Corporación Financiera Nacional (CFN). 
“Pero desde el año que viene hay que saldar los valores amortizados y, sin dinero, esas deudas se vuelven impagables”, dice Descalzi.

Un temor similar sobre el futuro lo enfrenta el constructor Hermel Flores. “No tengo problemas de liquidez, pero sí de expectativas de trabajo para el 2016”. Él ya canceló el decimotercer sueldo a sus trabajadores, gracias a que provisionó el dinero durante todo el año.
Para otros sectores como el ensamblador, la situación es también compleja.

Oswaldo Landázuri, presidente de la Asociación de Empresas Ensambladoras de Motocicletas del Ecuador, dice que hay compañías que buscan mecanismos para pagar el décimo. “Se ve un problema complejo de liquidez (…) tomando alguito de deuda, lo que ha quedado en el banco y dejando de pagar a los proveedores, se busca pagar”.

El sector se ha visto afectado por la fijación de salvaguardias. La importación de partes y piezas de motos cayó 33%, y en el mismo ritmo también bajó la producción y el empleo en este sector hasta octubre pasado.

En el sector público, en cambio, había incertidumbre porque la baja de ingresos fiscales y la caída del precio del petróleo generaron problemas de liquidez en el Gobierno central. 
No obstante, algunos funcionarios del Servicio de Rentas Internas, el Ministerio de Hidrocarburos y del Ministerio de Finanzas confirmaron que recibieron esta transferencia el sábado. Algunos de ellos, que prefirieron la reserva, comentaron que estaban preocupados de que el Estado no cuente con recursos para cubrir la transferencia a tiempo.

Los empleados esperan con la misma expectativa que el sueldo de diciembre se pague hasta el 31 de este mes. “Oficialmente en el Ministerio nos han dicho que sí se hará puntual el pago del sueldo el último día de este”, comentó un empleado del sector de los recursos estratégicos que pidió la reserva.


El vicepresidente, Jorge Glas, anunció el sábado que el viernes ya se acreditó el décimo a los servidores públicos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)