22 de febrero de 2018 12:44

El cadáver de una joven de 24 años, estudiante de Medicina, fue localizado en una quebrada de Quito

Los padres de la estudiante de medicina llegaron al lugar para identificarla. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los padres de la estudiante de medicina llegaron al lugar para identificarla. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 252
Triste 82
Indiferente 8
Sorprendido 3
Contento 6
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El cadáver de una joven estudiante de Medicina, de 24 años, fue hallado la mañana del jueves 22 de febrero del 2018 en una quebrada del barrio Santa Clara de Chillogallo, en el sur de Quito.

El hallazgo de un cuerpo fue reportado pasadas las 07:00, cuando moradores de ese sector encontraron a una mujer al filo de la quebrada, entre matas de chilca. La joven vestía un traje médico quirúrgico vino, el uniforme como practicante de medicina.

El mayor de Policía Francisco Hernández, de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas (Dinased), puntualizó que la víctima era estudiante de Medicina. "Aparentemente, hasta ayer en la noche, tuvo contacto con los familiares", señaló el oficial.

El mayor de Policía Francisco Hernández, de la Dinased, confirmó que la víctima es una estudiante de medicina. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El cadáver de una joven fue hallado en una quebrada del barrio Santa Clara de Chillogallo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO


"Posiblemente, como causa tenemos una asfixia. Encontramos, en el sitio del suceso, cosas relevantes que nos harían presumir que fue estrangulada con un objeto constrictor". Las autoridades investigarán si se trata de un caso de femicidio.


Los padres de la joven acudieron al lugar para identificarla. La mamá se quedó en un patrullero a la espera de que su esposo acudiera hasta la quebrada.

El cadáver fue llevado a la morgue de Quito por la camioneta de Medicina Legal. La madre de la víctima lloraba, desconsolada, abrazada por su esposo. "Tranquila mi vida", le decía, consternado.

Hernández indicó que la joven no había sido reportada como desaparecida. "Ella hacía prácticas en un subcentro de salud y, obviamente, sus familiares pensaron que se encontraba de turno y servicio", dijo el oficial.

El agente de la Dinased calcula que aproximadamente transcurrieron 16 horas desde la muerte de la estudiante hasta la identificación.

Los vecinos del lugar estaban en shock. "Tenía el brazo morado (...) Como toda la noche llovió, la cabellera de la chica estaba mojada y enredada", indicó Rosa Calo.

También vieron que junto a la estudiante se encontraba una maleta, con sus cosas. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (113)
No (14)