12 de diciembre de 2017 16:27

Fedexpor analizó aplicación de la tasa aduanera a un mes de su vigencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil
(I)

Cuando falta un día para el primer mes de vigencia de la tasa de servicio de control aduanero, los empresarios asistieron a un taller sobre donde se analizó su aplicación sobre las importaciones. El evento fue organizado por la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), en Guayaquil, este martes 12 de diciembre del 2017.

Representantes de los sectores de la banca, naviero, agrícola, pesca y de servicios de correo postal asistieron a la charla que fue impartida por la especialista Érika Antón.

El taller inició con un análisis del marco normativo de Aduana, así como los principios fundamentales de su gestión –según el Código de la Producción– entre los que están la facilitación del comercio, la cooperación e intercambio de información, publicidad, aplicación de buenas prácticas internacionales y el control aduanero.

En este último se incluyó la tasa de servicio establecida por el Servicio Nacional de Aduana de Ecuador (Senae) y que entró en vigencia el pasado 13 de noviembre del 2017.

El dinero generado –que según el director del Senae, Mauro Andino, ascederá a USD 121 millones anuales– se destinará a financiar los servicios de transmisión, análisis e inspección, infraestructura y el Plan de Lucha contra el Contrabando y la Defraudación.

De acuerdo con Antón, el impacto en los productos importados va a depender de la unidad de control que forma parte de la fórmula para el cálculo del monto a cancelar por la tasa. “Es variable. Habrá sectores más afectados que otros”, dijo.

Aunque no dio cifras concretas. Afirmó que aún Fedexpor analiza la carga económica de la tasa.

Para el director local de Guayaquil de Fedexpor, Andrés Briones, la preocupación principal de los empresarios reside en una disminución de la competitividad de las exportaciones de Ecuador y el incremento de los costos de producción, lo que incidiría en la productividad de las empresas locales.

Afirmó que la tasa de servicio estaría generando obstáculos y barreras tanto para importaciones como para las exportaciones.
E hizo hincapié en la importancia de que la tasa de los USD 0,10 no interfiera con los compromisos comerciales y convenios multilaterales con la Organización Mundial del Comercio, con la Comunidad Andina (CAN), el Acuerdo Comercial con la Unión Europea y una posible renovación del Sistema Generalizado de Preferencias Arancelarias (SPG) con Estados Unidos, que actualmente genera acceso preferencial a cerca de USD 400 millones en exportaciones no petroleras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)