21 de julio de 2014 11:35

Los familiares de desaparecidos y de víctimas de muertes violentas se cobijan en tres organizaciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Seguridad

En el país existen tres organizaciones de familiares y amigos de personas desaparecidas que buscan que sus casos no terminen en la impunidad. La primera se fundó a inicios del año pasado y se llama Asfadec. El presidente es Telmo Pacheco, cuyo hijo no regresa a casa desde el 3 de noviembre del 2011.

El joven, quien entonces tenía 33 años, acudió a un retiro espiritual y desde entonces no ha regresado a casa con su familia.

Él y los líderes de otras tres entidades luchan por un solo objetivo: que las investigaciones se hagan con celeridad, que sus casos no terminen en la impunidad y que las coordinaciones entre la Policía Nacional y Fiscalía General del Estado se realicen de forma efectiva y rápida.

Otra organización se denomina Anadea. Su presidenta es Susana Valencia y con ella se reúnen otras personas que han padecido el deceso de un familiar o la desaparición. Ella pertenece a este grupo desde la muerte de su hijo, de 26 años, el 21 de abril del 2012. Él perdió la vida luego de acudir a una fiesta.

La tercera organización se llama Desaparecidos Ecuador (Desendor), cuya líder es María de Lourdes Mejía. Este grupo organizó el pasado domingo una reunión en la Cruz del Papa, en el parque La Carolina (norte de Quito), en donde se difundieron sus casos más recientes. También organizaron un comeibebe para recaudar fondos y así ayudar a los parientes de víctimas de otras provincias.

Mejía comenzó su lucha desde que su hija, María Fernanda, desapareciera el 15 de enero del 2010.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)