20 de enero de 2017 00:00

Explicación del alcalde Mauricio Rodas no desactivó la polarización

Paúl Rivas/EL Comercio El Alcalde Mauricio Rodas presidió la sesión extraordinaria de ayer en el Concejo.

El Alcalde Mauricio Rodas presidió la sesión extraordinaria del 19 de enero en el Concejo. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 62
Triste 4
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 12
Mayra Pacheco

La sesión extraordinaria del jueves 19 de enero del 2017 generó discrepancias en el Concejo Metropolitano. En la sesión, el alcalde Mauricio Rodas debía aclarar qué funciones cumplen sus asesores externos y qué papel desempeñaba en el Municipio Mauro Terán, quien es procesado por una presunta defraudación tributaria y, según los ediles, cumplía un papel protagónico en el Cabildo.

Tras 123 minutos de exposiciones se reiteró que Mauro Terán no se desempeñó como funcionario de la actual administración. Intervinieron Mauricio Anderson, gerente de Metro de Quito (42 minutos), Diego Cevallos, secretario general del Concejo (72) y el alcalde Mauricio Rodas (9).

Desde las 08:00, simpatizantes del Alcalde se reunieron en la Plaza Grande para expresarle su apoyo. Rodas habló desde el balcón y les dijo que “se ha querido construir una novela en base a una telaraña de especulaciones falsas”.

Luego empezó la sesión extraordinaria, que se extendió por más de ocho horas, con un receso de casi una hora. Finalizó a alas 18:33.

Durante las intervenciones en la sala de sesiones hubo bostezos, manos sobre las mejillas e incluso algunos ediles aprovecharon para revisar documentos o el celular.

Para explicar la relación de Mauro Terán con el Municipio de Quito, Cevallos leyó una a una las certificaciones de los administradores zonales, de los gerentes de las empresas municipales, de las secretarías metropolitanas y demás entidades adscritas al Cabildo.

En la redacción de estas cartas, que en su mayoría fue similar, se reiteró que Mauro Terán no participó en la toma de decisiones administrativas y tampoco autorizó gastos.

El Burgomaestre, en su momento, reforzó lo señalado. Mencionó que Terán actuó como simpatizante, porque creía en el proyecto para cambiar la ciudad. Reiteró que no era funcionario público, no tenía oficina, parqueadero ni horario. “Su presencia era aleatoria y en temas puntuales, por su experticia política”.

A los ediles del bloque de Alianza País, así como a las independientes Daniela Chacón, Ivonne Von Lippke y Karen Sánchez, esta información no despejó las dudas generadas por la presencia de Mauro Terán en el Cabildo, en reuniones de los proyectos Quito Cables, Solución Vial Guayasamín, en la representación con el Gobierno Nacional y en la relación que mantenía con los ediles. Por esto demandaron responder cuáles eran los temas puntuales en los que participó.

Para Patricio Ubidia (AP), tras las explicaciones, el caso de Terán podría tratarse de una supuesta usurpación de funciones. Luisa Maldonado (AP) indicó que por las funciones que le consta que desempeñaba el simpatizante del Burgomaestre, debió ser contratado, como lo ampara la Constitución. Caso contrario, dijo, las autoridades podrían ser destituidas por no cumplir con los procedimientos.

Daniela Chacón (independiente) indicó que si bien, como dijo el Alcalde, contar con un estratega político no está prohibido, en derecho público se hace solo lo que está en la ley.

Para los concejales de la bancada aliada al Burgomaestre (SUMA, Vive y el independiente Eddy Sánchez), la información remitida sobre las funciones de los asesores externos permitió transparentar las funciones que tenía Terán como estratega político. Asimismo, señalaron que en los despachos de ciertos concejales se cumplen con las mismas prácticas. Es decir, cuentan con asesores ad honórem.

Marco Ponce (SUMA) dijo que Edmundo Castañeda Vera es asesor ad honórem de Susana Castañeda Vera (AP) y que Luis Reina trabaja con una sobrina suya. Eddy Sánchez se refirió a Fernando Sancho.

Rodas sostuvo que, aparte de Terán, no ha habido ninguna persona externa en el Municipio de quien él escuche criterios o tenga participación relacionada con la gestión municipal. Aseguró que Jacobo Sanmiguel no ha sido su asesor, ya que era concejal de Ambato.

Fiscalía y Contraloría

La asambleísta María José Carrión (AP) acudió el jueves a la Fiscalía General del Estado para entregar un documento en el que, dijo, están pruebas sobre denuncias que el alcalde Mauricio Rodas debe aclarar.

Carrión señaló que tiene registros de viajes de Jacobo Sanmiguel, quien habría viajado a Brasil con el alcalde de Quito. “Tengo una información extraoficial en donde se pueden observar movimientos en las cuentas de Sanmiguel por USD 30 millones durante algunos años y que incrementan durante el proceso de la firma con Odebrecht”, señaló.

El 19 de enero, por otra parte, el contralor Carlos Pólit dispuso la ejecución de exámenes especiales a las declaraciones patrimoniales juradas, presentadas por servidores del Municipio de Quito, desde el año 2009.

Según la Contraloría, el análisis del patrimonio comprenderá a los funcionarios de la anterior y actual administración del Cabildo capitalino.

De esta forma, se informó que el examen, incluirá a concejales, funcionarios de nivel jerárquico superior de todas las secretarías, direcciones, administraciones zonales y de las ocho empresas públicas del Municipio, entre ellas, la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito. Contraloría realizará un estudio de las declaraciones de bienes de los funcionarios municipales para determinar si cumplen las disposiciones legales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (12)