26 de julio de 2017  13:30

El uso define el alcance de los espacios públicos en Quito

Los lugares destinados para los patios de comidas de los centros comerciales son ideales para encuentros personales. Foto: Alfredo Lagla/EL COMERCIO

Los lugares destinados para los patios de comidas de los centros comerciales son ideales para encuentros personales. Foto: Alfredo Lagla/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2
Ana María Carvajal
Redactora (I)
[email protected]

Los centros comerciales se han convertido con el paso de los años en puntos de encuentro. Esos sitios que antes estaban habilitados únicamente para hacer compras, amplían sus servicios de forma continua.

Tanto que en espacios de centros comerciales como Paseo San Francisco, Centro Comercial Iñaquito (CCI) o El Recreo, los católicos pueden escuchar misas dominicales.

En pasillos, patios de comida, ‘halls’, estacionamientos, etc. se organizan talleres de maquillaje, cocina, juegos infantiles, conciertos y hasta desfiles de moda.

Pero el viernes 21 de julio de 2017, la gran maestra de ajedrez Carla Heredia fue informada de que no podía jugar una partida de ese deporte en el patio de comidas de El Jardín.

Heredia vive en Cumbayá. Dice que escogió el sitio, ya que quería reunirse con un amigo que vive en el sur y les convenía a los dos. Y cuenta que aunque ha visitado más de 30 países en representación del Ecuador como ajedrecista, esta fue la primera vez que vivía algo parecido.

Heredia publicó el hecho en las redes sociales , lo cual abrió el debate sobre el uso de espacios como este que, si bien son propiedad privada, tienen un uso público.

El urbanista Fernando Carrión explica que un espacio puede ser entendido en función de a quién pertenece, pero también puede ser definido por el uso que se le da. Es decir, a su criterio, no únicamente la calle o la plaza es un espacio público.

La misma situación de un centro comercial se aplica, por ejemplo, en restaurantes, cafeterías, bares, discotecas, locales de juegos, que, siendo privados, son de uso colectivo.

La ajedrecista tiene la intención de sacar a ese deporte de los coliseos y llevarlo a otros espacios. Cuenta que hace un mes organizó un torneo en el Café Democrático, una discoteca de La Mariscal. Fue en la mañana y mientras los ajedrecistas jugaban, un DJ se presentaba y los espectadores podían comprar comida.

Este Diario contactó ayer, 25 de julio, a representantes de Mall El Jardín e informaron que tenían prevista una reunión por la tarde del miércoles con Heredia para organizar una propuesta para que se realicen eventos con el ajedrez como protagonista en sus instalaciones. Tiempo atrás, en un espacio de ese centro comercial había un ajedrez gigante para que los visitantes lo usaran.

Mientras tanto, Carla Heredia señala que un cambio o una regularización sobre este tema no debe hacerse porque haya un reclamo de un personaje público, sino más bien por un tema de respeto a los usuarios y visitantes.

Sin embargo, agrega que lo positivo de esta situación fue la pronta reacción del centro comercial que se comunicó con ella para buscar una solución conjunta al inconveniente.

De las plazas a los centros comerciales

Según el catedrático de la Flacso Sebastián Mantilla Baca, estas situaciones tienen un carácter cultural. “Hay que tomar en cuenta que a medida que las ciudades han ido creciendo y cambiando, uno de los espacios públicos que genera mayor convocatoria no son las plazas sino los centros comerciales”.

Incluso plantea que el Municipio podría emitir una observación ya que en muchos casos el servicio está configurado, por ejemplo, a la cantidad de consumo “en cuanto se valora a quien tiene plata para consumir y al que solo pide un café se le pide salir”.

Por su parte, Carrión agrega que si bien debe haber normas mínimas de convivencia, también es necesaria la tolerancia, ya que si en un centro comercial no se permiten juegos de mesas, como jugar cartas, por ejemplo, una actividad de tipo entre dos personas, no puede generar problemas de convivencia.

“Probablemente el consumo va a bajar porque alguien podría tomar un café mientras el centro comercial espera un consumo de USD 25 o 30, pero estos espacios no son exclusivamente para el consumo, sino que están para que haya interacción social. Eso los convierte en lugares atractivos”, explica Carrión.

Mantilla cree, por ejemplo, que cuando un empresario o un emprendedor se ponen un negocio, “deben enfrentar consecuencias como la necesidad de prestar un baño, no debería haber diferencia en ese sentido. Creo que solo es cuestión de pensar en casos como EE.UU. y Europa en donde hay locales a los que se puede entrar para usar el servicio higiénico. Otra actitud es anacrónica”.

Heredia jugará ajedrez con aficionados

La ajedrecista Carla Heredia y la administración de Mall El Jardín llegaron a un acuerdo para promover el deporte ciencia en la capital, la tarde de este miércoles.

Este sábado 29 de julio del 2017 se realizará una partida simultánea de ajedrez contra 15 personas, en la segunda planta del centro comercial, en la que Heredia jugará desde las 10:30 hasta alrededor de las 13:00.

Según Soledad Garcés, gerenta comercial de El Jardín, ellos buscan superar el mal rato que pasó la ajedrecista cuando le pidieron abandonar el patio de comidas, porque estaba prohibido jugar en ese espacio.

Heredia irá a Estados Unidos para estudiar una maestría en la Universidad Texas Tech y espera volver a Ecuador en enero, para organizar más actividades que fomenten el deporte en espacios de uso público como este centro comercial.

Ella valora que haya quedado una puerta abierta en el lugar y espera que este incidente sea una herramienta para promover actividades similares en la ciudad.

El Jardín habilitará un sitio para juegos de mesa y restaurará el ajedrez gigante que tenía disponible hasta hace un mes y medio, señaló Garcés.

En contexto
Un intenso debate sobre el uso de los espacios públicos se abrió en las redes sociales, luego de que la ajedrecista Carla Heredia publicara que no le fue permitido hacer una partida de ajedrez en el patio de comidas de un centro comercial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (3)