9 de febrero de 2016 13:32

Tres comedores fueron arrasados por los oleajes en la playa de Portete, en Muisne

Las olas alcanzaron hasta los dos metros de altura y golpearon las estructuras de madera hasta derribarlas. Foto: EL COMERCIO

Las olas alcanzaron hasta los dos metros de altura y golpearon las estructuras de madera hasta derribarlas. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 16
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 1
Marcel Bonilla

La fuerza de los últimos oleajes destruyó tres comedores que están ubicados en la playa de Portete, en el sur de la provincia de Esmeraldas. Esto ocurrió cerca de las 18:00 de ayer, 8 de febrero del 2016, cuando se registró el punto más alto del aguaje.

Según testigos del sector, las olas que alcanzaron hasta los dos metros de altura golpearon las estructuras de madera de los comedores hasta derribarlos. El agua del mar también socavó las bases que estaban plantadas sobre la arena.

Cinco estructuras más con características similares también están afectadas por los aguajes y oleajes que se sintieron con fuerza en las costas de Esmeraldas.

Durante la mañana de este martes 9 de febrero los propietarios de sus negocios desmontaron las cinco cabañas restantes que quedaban en el lugar y sacaron los electrodomésticos que pudieron. Los artefactos y otros enseres fueron llevados a 200 metros de la costa, donde está la población.

Una cabaña que funciona como puesto de venta de artesanías quedó sobre la arena. Gran parte de los escombros fueron retirados con ayuda de la comunidad, que ayudaron a sacar las tablas y bases de caña de las pequeñas casas.

Las olas alcanzaron hasta los dos metros de altura y golpearon las estructuras de madera hasta derribarlas. Foto: EL COMERCIO

En Portete habitan unas 50 familias dedicadas a la actividad turística por estar cerca al hotel Royal Decameron, que está separado por una pequeña ensenada por donde pasa el río Bolívar.

Elí Torres, director de la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio de Muisne, dijo que es necesario que se les preste ayuda a los afectados por los oleajes.

La Capitanía de Puerto de Esmeradas advirtió el pasado 6 de febrero, a los navegantes y a quienes habitan en el perfil contero sobre las precauciones a tomar por el anuncio del aguaje. Este evento, sumado al oleaje provocó que se viren dos lanchas de fibra de vidrio en Atacames con pasajeros, que realizaban recorridos a los sitios turísticos. No se registraron personas heridas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)