28 de marzo de 2017 18:16

El equipo adecuado puede salvar vidas en la montaña

Para Juan Carlos Núñez, operador turístico, es indispensable que un guía especializado acompañe a las personas que desean hacer un ascenso.

Para Juan Carlos Núñez, operador turístico, es indispensable que un guía especializado acompañe a las personas que desean hacer un ascenso. Foto: Alfredo Lagla/EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Unidad de Noticias

Las cumbres que rodean al Distrito Metropolitano son uno de sus principales atractivos turísticos. Pero en lo que va del año, en los volcanes, cerros y nevados que forman parte de la geografía capitalina se han registrado múltiples emergencias que se pudieron evitar.

El último caso reportado se atendió la mañana del pasado lunes, cuando personal del Grupo de Operación y Rescate (GOE) y el Comité de Operaciones de Emergencia del Municipio (COE-M) rescataron a un joven que se perdió en el denominado “paso de la muerte” del Rucu Pichincha. La mujer que lo acompañaba no contó con la misma suerte y falleció de hipotermia. Los rescatistas encontraron su cadáver.

Según datos de la Secretaria General de Seguridad del Municipio, desde el 1 de enero hasta el 26 de marzo del presente año, se han rescatado a 29 personas en cuatro cumbres: Pachijal, Pululahua, Cerro Ungüí y el Rucu Pichincha.

Rucu Pichincha Video


La misma entidad informó que durante todo el año 2016 se realizaron 63 rescates a personas en ocho cumbres. En ese periodo, además del Pululahua, Cerro Ungüí y el Rucu Pichincha, los organismos de socorro ayudaron a personas extraviadas en los volcanes Guagua Pichincha, Casitagua, además de los cerros Atacazo, Los Cóndores y Alaspungo. Lo que llama la atención, es que en solo tres meses ya se han rescatado a la mitad del número de personas que se auxilió durante todo el 2016.

Javier Herrera, coordinador de Emergencias de la Asociación Ecuatoriana de Guías de Montaña (GRA), advierte que estas situaciones se dan debido a una suma de varios factores: condiciones climáticas desfavorables, falta de equipo adecuado y el pánico al que normalmente entran las personas cuando se pierden. A su criterio, si alguien decide hacer un ascenso, es indispensable que lleve consigo una mudada de ropa térmica seca, envuelta en una funda plástica y guardada dentro de una mochila.

También recomendó siempre llevar raciones de comida rica en calorías (chocolates, panela) e hidratación. Otro punto a tomar en cuenta es el uso de zapatos adecuados, que impidan la filtración de agua. “Si alguien se pierde y está con los pies mojados y la ropa empapada, sufrirá de hipotermia y el riesgo es mucho mayor”.

Actualmente la GRA cuenta con aproximadamente 90 miembros. Es por eso que a criterio de Juan Carlos Núñez, operador turístico, es indispensable que un guía especializado acompañe a las personas que desean hacer un ascenso. “Hay riesgos que no siempre se toman en cuenta y es mejor contar con alguien preparado”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)