26 de December de 2010 00:00

El volcán atrajo a grupos de turistas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Centro

Baños de Agua Santa, Pelileo y Huambaló se convirtieron, este fin de semana, en los destinos turísticos preferidos por grupos familiares que arribaron desde Pichincha y la Sierra centro.

Además, en la parroquia Huambaló, la noche del viernes último, se inauguró la Feria del Mueble 2010. En total, 42 asociados en el Centro Artesanal Huambaló (Cenarhu) inauguraron este evento, que concluirá este día, en el colegio local.

Esa parroquia se destaca por la manufactura de muebles para el hogar: salas, comedores, dormitorios. En más de 150 talleres, dispersos por ese pueblo de más de 3 000 habitantes, se diseñan, confeccionan y comercializan estos bienes en diversos diseños y colores de moda.

“Nuestro principal mercado es el quiteño. La feria del mueble mejoró en el último lustro con el asfaltado de la vía Pelileo-Huambaló-Cotaló. En la actualidad ofrecemos productos de buena calidad y duración”, manifestó Carlos Coca, presidente del Cenarhu.

Las zonas altas y los miradores del cantón Pelileo también fueron visitados por decenas de familias para admirar el proceso eruptivo del volcán Tungurahua. El coloso volvió a reactivarse desde el pasado lunes 22 de noviembre.

El viernes, a las 16:30, el volcán se despejó y decenas de personas pudieron observar las explosiones con baja energía y la emisión de ceniza hacia el occidente. Según los técnicos del Instituto Geofísico, hay acumulación de polvo volcánico en los flancos superiores occidental, suroccidental y noroccidental.

Además, los vulcanólogos explicaron que la nueva disposición geométrica del cráter facilita la salida de material incandescente. El Tungurahua se mantiene en una actividad considerada moderada.

En Baños de Agua Santa el arribo de turistas fue intenso. “En nuestro caso, todas las habitaciones se llenaron con más de 80 huéspedes. Llegó más gente de Quito para disfrutar de las piscinas, los bufés, las termas, hidromasaje y más”, dijo Ricardo Amancha, recepcionista de hostería Monte Selva.

La vía Baños-Penipe se mantuvo cerrada por el riesgo de lahares. Sin embargo, los visitantes disfrutaron también con las cascadas, tarabitas, túneles, senderos situados a los costados de la carretera asfaltada que conecta Baños con Puyo. Ayer, la tarde soleada facilitó la movilización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)