22 de marzo de 2017 00:00

Ecuador y Perú seguirán con fuertes lluvias

Los habitantes de la parroquia Alajuela, en Portoviejo, se inundaron la tarde del domingo último. Foto: cortesía de el Diario (Manabí)

Los habitantes de la parroquia Alajuela, en Portoviejo, se inundaron la tarde del domingo último. Foto: cortesía de el Diario (Manabí)

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 16
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 4

Las proyecciones apuntan a que las intensas precipitaciones no declinarán en las costas de Ecuador y Perú hasta mediados de abril. La región litoral de ambos países experimenta los efectos del calentamiento de las aguas del océano Pacífico. Ese aumento en la temperatura ha generado nubes de mal tiempo, que ocasionan fuertes lluvias.

En Ecuador, las autoridades consideran que atravesamos por un invierno atípico, mientras que el fenómeno en Perú es denominado ‘Niño costero’. Los técnicos ecuatorianos afirman que no existe la presencia del fenómeno de El Niño. En el país hay 16 muertos, 1 175 personas damnificadas y 130 casas destruidas.

Las lluvias en la región andina ecuatoriana no están relacionadas con las del litoral. Tatiana Merino, de la Dirección de Pronósticos y Alerta del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, explica que el mal tiempo en la Sierra se debe al ingreso de masas de aire húmedo desde la cuenca amazónica brasileña. Esas malas condiciones también afectarán a la Amazonía.

En Perú, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología señala que el aumento de la temperatura del mar es de más de 10 grados con relación a lo habitual en el verano. El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, afirmó que el Gobierno está listo para atender la emergencia que desde diciembre deja 78 muertos (30 en las últimas dos semanas), 101 104 damnificados, 1 500 viviendas, 2 000 km de vías y 175 puentes, destruidos.

El Oro 

Trabajos para una vía alterna


El Municipio de Piñas intenta habilitar una vía alterna que conecte al cantón con la parte alta de la provincia de El Oro. El camino ‘viejo’ desde Buenaventura que pasa por el sector de El Placer hasta Selva Alegre es ensanchado con máquinas retroexcavadoras.

Las lluvias causaron un socavón de 30 metros de diámetro en la vía principal que une a Piñas con los cantones de Zaruma, Portovelo y Atahualpa. El paso colapsó el domingo y dejó incomunicadas a más de 90 000 personas.

Desde ayer, en el sector del gran deslave las personas hacen trasbordos y cruzan rocas y charcos de lodo, con la ayuda de personal de tránsito.

El alcalde de Piñas, Jaime Granda, informó ayer que en la vía vieja se trabaja para tener una conexión vehicular con la parte baja de la provincia y estará lista en los próximos días. En esta labor participa la maquinaria de la Prefectura de El Oro.

Manabí

En Portoviejo se analizan las afectaciones


Los organismos de Riesgos aprovecharon una pausa en la caída de lluvias en Manabí para visitar y entregar ayuda humanitaria a los afectados por las últimas precipitaciones.

Según un balance de la Dirección de Riesgos del Municipio de Portoviejo con corte hasta ayer, entre febrero y lo que va de marzo, se han reportado 831 viviendas afectadas.

Dalton Andrade, principal de esa dependencia municipal, explicó que en algunos casos son afectaciones que duran apenas unas horas o que pueden prolongarse.

Explicó que esas viviendas corresponden a 900 familias que han tenido algún tipo de perjuicio y hay otras 38 familias damnificadas. Para ellos, se han habilitado dos albergues temporales.

Andrade añadió que los dos casos más fuertes en todo el cantón, hasta ayer, fueron los daños en poblaciones como Miguelillo de Abdón Calderón y en el sitio Majagua de Pueblo Nuevo.

Hacia estas y otras zonas afectadas se desplazó personal y maquinaria para trabajar en la limpieza de calles, viviendas y en el drenaje del agua acumulada.

Sierra

Evalúan daños por deslaves


Un eventual cese de los aguaceros durante la mañana de ayer permitió avanzar en la limpieza de las vías afectadas por los derrumbes y la evaluación en otras zonas afectadas en la Sierra norte y centro.

Según la Secretaría de Gestión de Riesgos, ayer se visitaron los sitios afectados en Tulcán, provincia del Carchi; Pujilí, en Cotopaxi; y en las vías de Azuay y Loja.

En esta última provincia, personal y maquinaria del Ministerio de Transportes y Obras Públicas despejó, por ejemplo, uno de los dos carriles de la vía Celica - Alamor. También se trabajó en la carretera Zhud - Biblián.

El recorrido de evaluación de daños en Pujilí (Cotopaxi) se hizo en medio de los rezagos de la granizada que cayó durante la tarde y noche del pasado lunes. Este evento generó inconvenientes en el tránsito vehicular en la vía Latacunga – La Maná que quedó cubierta de hielo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)