1 de marzo de 2017 00:00

20 días para la campaña electoral tendrán los binomios presidenciales

Guillermo Lasso, presidenciable por Creo, en uno de sus eventos de campaña de la primera vuelta en Quito. Lenín Moreno, candidato del oficialismo, la noche del 19 de febrero, luego de la primera vuelta, en Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

(Izq) Guillermo Lasso, presidenciable por Creo, en uno de sus eventos de campaña de la primera vuelta en Quito. (Der) Lenín Moreno, candidato del oficialismo, la noche del 19 de febrero, luego de la primera vuelta, en Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 11
Adriana Noboa
Redactora (I) [email protected]

La segunda vuelta se prepara. Si bien el Consejo Nacional Electoral (CNE) no había terminado oficialmente el escrutinio nacional, la orden se dio el jueves. Juan Pablo Pozo, titular de la entidad, pidió a todas las áreas técnicas que ejecuten la planificación operativa que implicará el balotaje.

El plan operativo y cronograma para todo el proceso electoral fue aprobado el 18 de febrero del año pasado. Ahí ya se determinó que la segunda vuelta, en caso de haberla, sería el domingo 2 de abril.
Las jornadas adelantadas de votación de las personas privadas de la libertad sin sentencia condenatoria ejecutoriada y del programa de Voto en Casa, para los ciudadanos con una discapacidad mayor al 75%, serán el 30 y 31 de marzo, respectivamente.

El presupuesto de USD 110 734 145,24, también aprobado el año pasado, incluye los gastos necesarios para ejecutarla (USD 12 518 125,91).

La campaña electoral arrancará el 10 de marzo, pero esta vez solo durará 20 días, hasta el 30 de ese mismo mes. Por lo tanto el silencio electoral regirá entre el 31 y el 2 de abril, hasta el cierre de las votaciones a las 17:00. Cabe recalcar que durante ese tiempo está prohibida la difusión de cualquier mensaje de promoción política, así como congregaciones de cualquier tipo.

Con respecto a las encuestadoras que realizaron pronósticos electorales (22) y sondeos a boca de urna (12) en la primera vuelta, si así lo desean, podrán habilitarse nuevamente, sin necesidad de remitir otra vez todos los requisitos establecidos en el Reglamento. El CNE prevé renovar el permiso bajo una solicitud simple.
La prohibición de publicar encuestas regirá, al igual que la vez anterior, 10 días antes de los comicios, es decir entrará en vigencia a partir del 23 de marzo próximo.

Los montos de promoción electoral y del límite del gasto se reducen en segunda vuelta. El cálculo del límite se hace multiplicando el número de electores de la circunscripción (12 816 698) por 0,15 centavos. Pero, en esta ocasión, cada binomio presidencial y vicepresidencial podrá gastar hasta un 40% de lo que se estableció para la primera vuelta. Es decir, un máximo de USD 769 001,88.

Este dinero es el que solventa todos los gastos de campaña: banderas, camisetas, transporte, tarimas, contratos de personal, ejecución de eventos, y toda clase de artículos promocionales.
En el caso del fondo de promoción electoral no existe una fórmula de cálculo específico establecida en el Código de la Democracia. Pero usualmente es el 40% del monto máximo para el gasto de campaña.

Sin embargo, dados los problemas económicos y la emergencia nacional que causó el terremoto del 16 de abril, además del recorte de presupuesto general, la autoridad electoral lo redujo en el Reglamento de Promoción al 30%.

Este monto, compuesto de recursos públicos, que otorga el CNE a cada lista de candidatos, para la publicidad electoral en radio, prensa, televisión y vallas, será USD 230 700,56 para el balotaje.

Fausto Holguín, secretario General del CNE, explicó que, al haber concluido la primera vuelta y al haberse determinado el período de campaña, el monitoreo de las actividades de los candidatos continúa. Si los binomios de Alianza País, Lenín Moreno y Jorge Glas, y del movimiento CREO, Guillermo Lasso y Andrés Páez, incurren en precampaña estos gastos serán imputados a sus cuentas.

Si bien la Ley permite que las organizaciones políticas promuevan sus principios, programas de gobierno y candidatos, desde el mismo día en que se convoca a elecciones, todo lo que sea campaña anticipada será contabilizado por el CNE. Y ambos candidatos presidenciales, Moreno y Lasso no han dejado de recorrer el país y reunirse con sus simpatizantes tras la primera vuelta.

Todos los contratos firmados por la autoridad electoral para los comicios generales incluyeron en sus costos la previsión de una segunda vuelta. Por ejemplo, la impresión de papeletas a cargo del Instituto Geográfico Militar (IGM) también está cubierta, son USD 13 156 000 para la impresión de todo el nuevo material electoral, papeletas, certificados de votación, padrones, actas y demás documentos del paquete electoral.

El armado, empaquetado y custodia del material electoral, a cargo de la empresa Montgar, que se realizará igualmente en Cemexpo, al norte de Quito, tiene un costo de USD 1 093 126 para esta segunda vuelta.

Lo mismo sucederá con los gastos en personal extra. Para el proceso en general, el CNE necesita contratar a capacitadores, coordinadores, escrutadores, digitadores, entre otro personal operativo y administrativo, tanto en la matriz, como en las 24 Delegaciones Provinciales. Todos ellos repetirán sus funciones en abril.

Esto incluye a los miembros de las juntas receptoras del voto, los 283 981 ciudadanos que participaron en la primera vuelta, deberán repetir la tarea. Esto también debido a los tiempos, porque ellos ya recibieron una capacitación para las elecciones del 19 de febrero.

Además, como en esta ocasión se tratará solamente de una papeleta con dos opciones, el conteo de votos será mucho más rápido. El consejero Paúl Salazar anticipó que para la segunda vuelta sí se espera dar a conocer los resultados del conteo rápido, lo que no sucedió el domingo 19 de febrero, debido al estrecho margen entre la votación y el requisito mínimo para ganar.

Se prevé que los márgenes de inconsistencias se reduzcan (en la primera vuelta hubo un 6% de papeletas con errores numéricos y de firmas). Sin embargo, hay que tener en cuenta las distancias que deben recorrer las actas desde las circunscripciones del exterior.
Por eso, el Consejo Nacional Electoral calcula que la entrega de los resultados oficiales se produzca en un tiempo incluso menor al de la primera vuelta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)