9 de septiembre de 2016 07:17

La detonación atómica de Corea del Norte causó un sismo de 5.3 

Los sismólogos de Corea del Sur detectaron un movimiento de 5.3 de magnitud en la escala de Richter en el noreste de la región en el día aniversario de la creación de Corea del Norte. Foto: Infobae

Los sismólogos de Corea del Sur detectaron un movimiento de 5.3 de magnitud en la escala de Richter en el noreste de la región en el día aniversario de la creación de Corea del Norte. Foto: Infobae

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 84
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 8
Contento 11
Infobae - Red de Noticias Albavisión

Las pruebas nucleares de Pyongyang provocaron un terremoto “artificial” detectado por el Centro Nacional de Sismos y Volcanes de Corea del Sur.

El temblor se registró a las 00:30 GMT cerca de Punggye-ri, el sitio de pruebas nucleares de Corea del Norte, y provocó las primeras sospechas sobre un nuevo ensayo nuclear que más tarde fue confirmado por el régimen de Kim Jong-un.

Los sismólogos de Corea del Sur detectaron un movimiento de 5.3 de magnitud en la escala de Richter en el noreste de la región en el día aniversario de la creación de Corea del Norte, instaurada en 1948.

"Esta explosión de 10 kilotones fue casi dos veces más potente que el cuarto ensayo nuclear y levemente menos que el bombardeo de Hiroshima, que tenía unos 15 kilotones", explicó Kim Nam Wook de la agencia meteorológica surcoreana.

Funcionarios de monitoreo reportaron desde el primer momento que los datos arrojados por su instrumental indicaba un fuerte indicio de que se trataba de un experimento atómico. El Estado Mayor Conjunto surcoreano señaló en un comunicado que se detectaron "ondas sísmicas artificiales".

El ensayo se realizó, según el propio gobierno, para determinar si hay nuevos progresos en armamento nuclear tras la creación de un tipo de ojiva de menor tamaño capaz de colocarse en misiles.

La bomba atómica detonada en Punggye-ri es el quinto ensayo nuclear realizado por el líder norcoreano Kim Jong-un y el más potente efectuado hasta el momento.

Si Pyongyang lograr fabricar una bomba nuclear lo suficientemente pequeña para equipar un misil y reforzar la precisión, el alcance y la capacidad de sus vectores, se acercaría a su finalidad última: alcanzar objetivos estadounidenses.

Japón condenó el acto como "absolutamente inaceptable" y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) habló de una operación "muy preocupante y lamentable".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (39)
No (2)