27 de mayo de 2017 12:39

Cumbre G7: Acuerdo contra el proteccionismo e incógnita sobre el clima

Las posiciones de Estados Unidos sobre migración no quedaron reflejadas en el texto final del G7 reunidos en Taormina, Italia. También se mantiene una incógnita sobre política climática. En la foto, el presidente tunecino Beji Caid Essebsi (centro) hace g

Las posiciones de Estados Unidos sobre migración no quedaron reflejadas en el texto final del G7 reunidos en Taormina, Italia. También se mantiene una incógnita sobre política climática. En la foto, el presidente tunecino Beji Caid Essebsi (centro) hace gestos al presidente de los Estados Unidos Donald Trump (der) mientras la canciller alemana Angela Merkel observa mientras asisten a una sesión ampliada durante la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del G7. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia DPA
Taormina, Italia

Los jefes de Estado y Gobierno del G7 cerraron, este sábado 27 de mayo del 2017, filas en Taormina contra el proteccionismo comercial, en una inesperada decisión ante las políticas proteccionistas defendidas por el presidente estadounidense, Donald Trump, que sin embargo mantuvo la incógnita sobre su política climática.

Los líderes de los siete principales países industrializados del mundo -Estados Unidos, Japón, Canadá, Reino Unido, Italia, Alemania y Francia- reunidos en la localidad de la isla italiana de Sicilia también aumentaron la presión sobre Corea del Norte y Rusia.

Las posiciones de Washington sobre migración tampoco quedaron finalmente reflejadas en el texto final, al contrario de lo que se esperaba, en una cumbre marcada por los desacuerdos con Trump en uno de sus primeros grandes eventos internacionales desde que llegó a la Casa Blanca.

Así quedó de manifiesto en unas palabras del anfitrión, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, en la rueda de prensa final: "No escondemos las diferencias, sino que han quedado muy patentes en nuestros debates. Pero debatir siempre es muy útil", dijo el presidente de turno y anfitrión del encuentro.

Trump, añadió, fue la elección del pueblo estadounidense y sus socios tienen que respetarlo, añadió. "Estados Unidos es y seguirá siendo nuestro principal aliado", señaló sin embargo.

A continuación, las principales conclusiones de la cumbre del G7 en Taormina.

COMERCIO
Pese a las discrepancias con Trump y su "America fist" y tras intensos debates, el G7 aboga en su declaración final por combatir el proteccionismo y luchar contra "las prácticas comerciales injustas". "Reconocemos que el comercio en la inversión libre, justa y en beneficio mutuo, además de crear beneficios recíprocos, es un motor clave para el crecimiento y la creación de empleo", señala el texto de la declaración.

"Por eso, reiteramos nuestro compromiso a mantener abiertos nuestros mercados y combatir el proteccionismo, en tanto que nos mantenemos firmes contra todas las prácticas comerciales injustas", añade. Esa formulación había quedado abierta hasta el último momento, ante la política de bloqueo que viene defendiendo Trump.

No obstante, los líderes mundiales reconocen que "el comercio no siempre ha trabajado en beneficio de todos", por lo que se comprometen a "adoptar políticas apropiadas para que empresas y ciudadanos puedan lograr las mayores ventajas de las oportunidades que ofrece la economía global".

CAMBIO CLIMÁTICO
Estados Unidos se quedó aislado del resto del grupo ante sus reservas sobre el Acuerdo de París contra el cambio climático, reconocieron los participantes. "Estados Unidos está en proceso de revisar sus políticas sobre el cambio climático y sobre el Acuerdo de París, por lo que no está en posición de unirse al consenso al respecto", señala la declaración final de la cumbre.

"Comprendiendo este proceso, los jefes de Estado y Gobierno de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Reino Unido, así como los presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea reafirman sus fuerte compromiso para implementar rápidamente al Acuerdo de París", añade el texto.


El propio Trump anunció hoy en un tweet que decidiría la próxima semana sobre la permanencia de su país entre los países firmantes del Acuerdo. "¡Tomaré mi decisión definitiva sobre el Acuerdo de París la semana que viene!", escribió el mandatario en su cuenta personal. Trump ya ha dicho que su tendencia es más bien al "no" al acuerdo, pero enfrenta presiones dentro de su propio país.

COREA DEL NORTE
El G7 hizo un llamamiento urgente a Pyongyang a poner fin de forma "íntegra, verificable e irreversible" a su programa nuclear y misilístico. En la declaración final llama también a la comunidad internacional a "doblar" sus esfuerzos para implementar las resoluciones de la ONU al respecto.

La cúpula comunista ha realizado desde el año pasado dos ensayos nucleares y numerosas pruebas de misiles por las que Corea del Sur y Japón, que forma parte del G7, se sienten amenazados. Trump no ha descartado incluso un ataque militar contra el país. Varias resolucions de la ONU prohíben al país el ensayo con misiles que puedan portar cabezas atómicas.

RUSIA
El G7 amenaza a Rusia con nuevas sanciones si no cumple sus compromisos para la paz en el este de Ucrania. "La duración de las sanciones está claramente vinculada a que Rusia cumpla al completo con sus compromisos de los Acuerdos de Minsk y respete la soberanía ucraniana", señala la declaración. De ser así, "podrían retirarse las sanciones", añaden.

Sin embargo, "si el comportamiento Ruso lo exige, podrían tomarse nuevas medidas restrictivas para aumentar las cargas en su contra", reza el texto. Rusia fue expulsada del entonces G8 en 2014 debido a la anexión de la península ucraniana de Crimea en el marco del conflicto de Ucrania.

MIGRACIÓN
La declaración final no incluye referencias a la posibilidad de poner "claros límites" a la migración, como estaba previsto en borradores previos. "Reafirmamos el derecho soberano de los Estados, de forma individual o colectiva, a controlar sus propias fronteras y establecer políticas en su propio interés y su seguridad", señala el texto. La versión anterior que había circulado reconocía el derecho de los países a "controlar su propias fronteras y establecer claros límites a los niveles netos migratorios como elementos claves de su seguridad nacional y bienestar económico".

El texto final reconoce que los "flujos adecuadamente gestionados pueden proporcionar beneficios económicos y sociales a los países tanto de origen como de destino así como a los propios migrantes y refugiados", una frase no presente anteriormente.

HAMBRE EN ÁFRICA
Pese a los llamamientos de las organizaciones humanitarias, el G7 no hizo nuevas promesas concretas de ayuda para combatir el hambre en África, provocando la decepción y las críticas de las organizaciones humanitarias. La declaración final apunta de forma muy general su intención de "apoyar enérgicamente" el llamamiento de la ONU a recaudar USD 6.900 millones con ese fin.

Hasta el momento sólo se han prometido aportaciones que representan el 30 por ciento de esa cantidad. Sin embargo, se muestra "profundamente preocupado" por la crisis de alimentación agravada por conflictos y por la inestabilidad. En estos momentos graves crisis amenazan a 20 millones de personas en Sudán del Sur, Somalia, Yemen y Nigeria, señala.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)