22 de December de 2009 00:00

Conesup solo presentó el listado de las universidades con mejores notas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad
sociedad@elcomercio.com 

Para el Consejo Nacional de Educación Superior (Conesup), el mundo no debe ser dividido entre buenos y malos. Hoy   presentó  el listado de  universidades que obtuvieron los mejores puntajes en siete parámetros. Pero no de las ubicadas en los últimos lugares.

El informe  resulta de  las recalificaciones realizadas a 67 de 71 centros, analizados  en cumplimiento del mandato 14. Este obligaba al Conesup a determinar su situación académica y jurídica.

El 19 de agosto, el organismo de control entregó el informe a la Asamblea Nacional. Pero luego y durante tres  meses recibió las observaciones de las universidades.

Según Édgar Moncayo, consultor del Conesup, se  confrontaron  los datos con cada centro.

“La recalificación en todos los casos implicó un aumento de las calificaciones, de entre el 10 y 12%”. Al Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (Conea) le correspondía entregar  un informe sobre el nivel de desempeño de los centros.

El 9 de noviembre, el  Conea hizo público un   informe. Ubicó a las universidades en cinco categorías. Se  recomendó a la Asamblea depurar a 26  instituciones.

Uno de los puntos en que coinciden el  Conea y el Conesup es el de los docentes. El informe de este último   indica que, “pese a que tras la recalificación, la nota  subió del 60,52%  al 70,87%, este nivel de cumplimiento es menor  y  evidencia una de las más importantes limitaciones del sistema”.

Moncayo insistió en que: “Es una barbaridad decir  que una universidad está en categoría A, B, C o D.  Es  facilísimo dividir al mundo entre buenos y malos. Hay universidades con bajos puntajes pero con al menos una fortaleza”.

Según el Conesup,  en los últimos años se ha incrementado el número de profesores con formación de cuarto nivel, que ahora bordea el 42% del total. Esto supera el 30% determinado en la Ley de Educación Superior.

Pero “es frecuente encontrar que muchos de estos docentes se han formado en programas ejecutados por la misma institución a la que pertenecen y la cuarta parte de ellos solo posee títulos de diplomado o especialista”.

El problema ocurre por la dedicación horaria de los docentes. Alrededor del  30% trabaja a tiempo completo (30 horas o más). Y menos tiempo de dedicación en las universidades particulares.

En investigación, el resultado  del cumplimiento de este indicador no es satisfactorio. Llega al 37,85%, incluido el incremento del 11,18%  por  la recalificación.

Esto ocurre por el bajo número de proyectos, muy limitado porcentaje de maestros con más de 10 horas dedicadas a esta labor y la falta de pertenencia a instituciones y redes internacionales.

Los funcionarios del Conesup evitaron decir cuáles centros  ponen en riesgo a sus estudiantes por acumular puntos negativos en los aspectos analizados.

“La universidad puede poner en riesgo no solo   la inversión de los estudiantes sino   la fe pública en la universidad ecuatoriana,   la confianza que tiene el ciudadano, el empresario, el Estado...  en el producto que sale.  El Conesup tiene entre sus funciones intervenir si eso ocurre”,  recalcó Moncayo.

El presidente del Conesup, Gustavo Vega, dijo: “Hay universidades con un riesgo controlable, no hay la posibilidad de que hagan grave daño a la sociedad”. Aunque habló de carreras más sensibles.  “El organismo de aseguramiento de la calidad deberá acreditar   cada carrera”.    

Mal  en  investigación

En investigación,  de las 67 universidades analizadas, 13 presentan fortalezas en el área y otras 13, debilidades. Aunque  no se presentaron  los nombres de ellas, la nota promedio  es de 9 sobre 25 puntos.

Los funcionarios  del Conesup adelantaron que darán sus opiniones sobre el informe del Conea tras contar con los comentarios de un grupo de expertos contratados para estudiarlo. 

Sobre los servicios  que brinda la ‘U’ al alumno,  se señala que los sistemas de admisión y nivelación presentan inconsistencias en centros particulares.   

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)