3 de enero de 2017 13:27

La Conaie pidió al arzobispo de Quito su mediación en el conflicto de Morona Santiago

Jorge Herrera, presidente de la Conaie, entregó al arzobispado de Quito un documento en el que se detallan cinco puntos con la intención de buscar la mediación de la Iglesia en Morona Santiago. Foto: EL COMERCIO

Jorge Herrera (centro), presidente de la Conaie, entregó al arzobispado de Quito un documento con la intención de buscar la mediación de la Iglesia en Morona Santiago. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 12
Daniel Romero
y Ana María Carvajal

La mañana de este martes 3 de enero del 2017, representantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) se reunieron con el arzobispo de Quito, Fausto Trávez. La cita fue para buscar una mediación de la Iglesia en el conflicto minero en San Carlos de Panantza, en Morona Santiago.

Indígenas de la nacionalidad shuar se oponen al proyecto minero San Carlos de Panantza y han protestado por la incursión de empresas internacionales en la zona. El Gobierno decidió militarizar la zona y producto de los enfrentamientos falleció a fines del 2016 un miembro de la Policía Nacional.

Según Jorge Herrera, presidente de la Conaie, al arzobispado de Quito entregó un documento en el que se detallan cinco puntos con la intención de buscar la mediación de la Iglesia.

En el primer punto, la Conaie plantea que cualquier intento de armonización en Morona Santiago debe darse en un ambiente en el que se garanticen los derechos de asociación, reunión y expresión.

"La presencia de la Policía y las Fuerzas Armadas constituye un llamado a la violencia a un pueblo que, culturalmente, se ha definido como guerrero y que, históricamente, se ha defendido del colonialismo y del capital que ha pretendido despojarlo de su territorio", se lee en el documento.

Herrera señaló que también se plantea la conformación de una veeduría que analice "los pormenores" del contrato del proyecto minero de San Carlos de Panantza y de todos los proyectos denominados estratégicos.

La comisión se encargaría de determinar e identificar la posesión ancestral de los territorios de los pueblos indígenas que han resguardado la Amazonía ecuatoriana y en los que se pretenden realizar procesos extractivos, señaló Herrera.

Finalmente se pide que se cumplan los procesos de consulta previa libre e informada en las comunidades indígenas, respetando "su derecho a la autodeterminación" y que sean sus miembros quienes acepten actividades de extracción. Además, cree necesario que no se judicialice a quienes trabajan en la defensa de los derechos humanos y de la naturaleza.

Herrea señaló que no se concretó una fecha exacta sobre un pronunciamiento del arzobispado de Quito sobre su petición. "El arzobispo nos atendió gentilmente y nos manifestó que su voluntad es la de precautelar la vida de los seres humanos y del medio ambiente", dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)