2 de March de 2010 00:00

El canal de Zarumilla se monitorea constantemente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Machala

El aumento del caudal del río Zarumilla vuelve a preocupar a los habitantes de Huaquillas, en el sur de    El Oro. El afluente mantiene un caudal alto, desde la aparición de las primeras precipitaciones invernales.

Cuando el río crece, descarga sus aguas a través del canal internacional, un acueducto de 18 kilómetros de longitud que recorre por el centro de Huaquillas y  también por la población fronteriza  de Aguas Verdes, en Perú.

La Defensa Civil de Huaquillas monitorea constantemente el nivel de las aguas del Zarumilla. Hace lo mismo con el río Bolsico, un  kilómetro al sur de la ciudad, en la jurisdicción de Aguas Verdes.

César León, jefe cantonal de la Defensa Civil, indicó que la comunicación por radio es permanente con personal ubicado aguas arriba del rió Zarumilla. “Cuando llueve fuerte en la cordillera, nos avisan de cualquier incremento del caudal del agua, para que nosotros tomemos las precauciones debidas”.

Una de ellas es alertar a los habitantes, especialmente a los moradores de los barrios bajos que se asientan en la margen del canal internacional. Desde el centro de la ciudad, una sirena suena cuando se emite  una alerta.

Según León, los aguaceros que caen en Huaquillas no preocupan, pero sí cuando llueve en las zonas altas donde nace el río. “Si coincide con la marea alta, el río no tiene forma de desfogar y se desborda sobre la ciudad”.

Hace  cuatro años, un repentino desbordamiento del Zarumilla mató a tres personas, una en Huaquillas y dos en Aguas Verdes. Además, obligó a la evacuación de 120 familias a nueve albergues. En el barrio Milton Reyes aún se recuerda el drama por  la crecida de ese año.

“La fuerza de la corriente rompió un muro de contención por aquí y el agua se llevó todo”, recordó Félix Revilla, de 43 años, uno de los 480 evacuados durante ese desastre. El año pasado, un morador levantó  un muro de medio metro de altura, alrededor del patio de su casa, para evitar que ingrese el agua.

Para prevenir que el río se desborde sobre los barrios bajos, Corpecuador construyó, en  2008, un muro de dos metros de altura a lo largo de la margen ecuatoriana del canal internacional.

Pero para completar la protección de la población, el Instituto Nacional de Riego (Inar) debe construir cuatro muros de escolleras aguas arriba.

Édgar Ocampo, director provincial del Inar, mencionó que los trabajos están paralizados, porque se trata de una obra binacional y la Cancillería peruana aún no ha dado su visto bueno para continuar con  la ejecución.  

La zona de riesgo

En  Huaquillas está habilitado  un albergue, en la escuela Ecuador. Allí hay alojadas ocho familias provenientes de barrios anegados por los aguaceros.
 
El Comité de Operaciones de Emergencia de Huaquillas informa a la población de los sectores de riesgo dónde y cómo proceder a la evacuación, en caso de desbordamiento  del canal.
 
Los barrios en riesgo son Ecuador, Miraflores, Milton Reyes, 24 de Mayo, 9 de Octubre y La Primavera, según un estudio de la Defensa Civil provincial.
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)