22 de January de 2010 00:00

¿Cambios en la justicia?

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Editorial Diario El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entre las más importantes promesas electorales de los líderes del movimiento político que se encuentra en el poder estuvo el cambio profundo en la administración de justicia.

Uno de los malestares sociales que el país viene arrastrando hace tres décadas es la inseguridad jurídica, la falta de independencia de las decisiones de los jueces, las oscuras relaciones entre el Ejecutivo, la Función Judicial y ciertos poderes económicos y la integración de los tribunales y cortes desde el interés de la mayoría legislativa de turno.

Ese fue, precisamente, uno de los factores decisivos para que estallara el descontento popular y se generara la inestabilidad política y económica que vivimos durante años.

Pero tres años después de la llegada al poder de quienes dijeron que lo transformarían todo, casi nada ha cambiado y no existen indicios de que eso ocurra en el breve plazo.

Cuando la revolución ciudadana convocó a la Asamblea Constituyente para redactar una nueva Carta Magna, entre los mandatos más urgentes de quienes con su voto dijeron sí estaba, sin duda, el que exigía que las nuevas normativas constitucionales expresaran la decisión de contar con poderes autónomos y, sobre todo, con una administración de justicia confiable, creíble, ágil e independiente.

Pero lo que ahora sucede no es más que la repetición del pasado, con el agravante que esta vez, con mayor claridad, es determinante la falta de independencia de las funciones del Estado. La condición de provisional que la Asamblea Constituyente dio a quienes están al mando de la justicia también ha sido muy perjudicial. Eso da como resultado una Función Judicial a la cual todos interpelan, con el Presidente y el Fiscal a la cabeza, y en la cual pocos creen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)