30 de marzo de 2017 15:17

Caída de precios en cinco productos agrícolas, especialmente palma y cacao

El sector bananero de Ecuador estudia la propuesta de bajar en USD 0,10 el precio oficial de la caja de banano de exportación. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El valor de la tonelada de banano, cuyos envíos representaron el 72% de las exportaciones no petroleras, también descendió. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Mónica Orozco
Editora (I)

La mayoría de los precios de los productos agrícolas de exportación cayó el año pasado, una tendencia que se mantiene este año, especialmente en cacao, palma y flores. 

Ese grupo de seis productos agrícolas representó el 82% del total de exportaciones no petroleras del país en el 2016, según datos del Banco Central del Ecuador (BCE).

El principal caso fue el de cacao, cuyo precio comenzó a caer desde agosto pasado. Hasta la fecha ya ha perdido un 44% de su valor. Para el exportador y expresidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao (Anecacao), Iván Ontaneda, esto ha generado una “crisis” en el sector.

“El precio se hundió de USD 3 400 por tonelada a 1 900. Y eso ya ha generado pérdidas por USD 350 millones en los últimos siete meses”.

El desplome de precios se origina por una sobreproducción mundial que se observa desde agosto pasado. Existen 300 000 toneladas en exceso en el mercado generadas por Costa de Marfil y Gana, que tuvieron cosechas récord debido a factores climáticos.

A esto se suma una caída en el consumo mundial de chocolate debido al menor dinamismo de la economía global, una tendencia que se siente desde hace cuatro años.

Para compensar esa caída es urgente aumentar, a través de alianzas público privadas, la productividad del sector a 15 quintales por hectáreas. Hoy está entre 5 y 6 quintales.

Además, Ontaneda pide al próximo Gobierno que elimine el pago del llamado anticipo al impuesto a la renta. Advierte que los cacaoteros no están en condiciones de cumplir con esa obligación. El sector teme que la caída de precios se prolongue por, al menos, dos años.

La palma y otros extractos de aceites continuaron este año su descenso. Según datos de la Ancupa, el precio de la tonelada métrica de estos insumos cayó de USD 918 a 717 entre el 4 de enero y el 28 de marzo.

En el caso de las flores, el efecto de la depreciación del rublo y el anuncio pocos días antes del Día de la Mujer ruso de un posible incremento en los costos de los vuelos de carga afectaron al sector este año.

Los más afectados fueron los exportadores que tienen a Rusia como principal mercado, dijo Pablo Viteri, propietario de Pacific Bouquets, que envía solo una pequeña parte de su producción a ese país.

El precio por tallo cayó de USD 0,45 a 0,30 producto de la crisis Rusa, añadió. Aunque en enero de este año el precio de las flores se recuperó en un 10% debido a la temporada de San Valentín, un acuerdo que buscaba elevar las tarifas de los vuelos chárteres en los aeropuertos de Quito y Guayaquil generó preocupación en los compradores.

Aunque al final la medida se aplazó y modificó para evitar problemas en los envíos, el resultado fue una caída en los precios del 30%, dijo Alejandro Martínez de Expoflores.

El valor de la tonelada de banano, cuyos envíos representaron el 72% de las exportaciones no petroleras, también descendió. Desde finales del 2016 el sector aumentó su producción gracias a condiciones climáticas, pero no logró compensar la caída de precios.

Pese a que el precio de venta se redujo, el exportador debe seguir pagando un precio fijo al productor, dijo Eduardo Ledesma, director de la Asociación de Exportadores de Bananeros del Ecuador (Aebe). “Tenemos un banano más caro que otras naciones competidoras como Costa Rica”.

En enero el precio de la fruta subió en 22%, pero el sector aclaró que es por un tema de temporada que se mantendrá hasta abril. “Los precios son altos hasta abril y luego decaen porque baja la demanda”.

Según el titular de la Federación Nacional de Exportadores, Daniel Legarda, desde finales del 2015 hay una reducción de precios de las materias primas por una caída en la demanda internacional.

La respuesta de los empresarios fue bajar sus márgenes de utilidad para enfrentar la falta de competitividad que tiene el producto ecuatoriano por el fortalecimiento del dólar. Las compras del país de productos agrícolas también se redujeron el año pasado en término de dólares.

Todas las importaciones bajaron, incluidas las de insumos, debido al menor dinamismo de la economía nacional, dijo Legarda. Las sobretasas arancelarias también impactaron.

Entre los insumos que compra el país y que tienen salvaguardias están manzanas, duraznos y uvas. Esta medida termina en junio, tras cumplir un proceso de desmontaje. El sábado bajará la sobretasa para esos insumos del 35 a 23,3%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)