16 de enero de 2015 10:14

Bélgica, en alerta, adopta medidas antiterroristas tras detener 13 personas

Unos agentes de la policía belga armados vigilan un edificio de la Policía Federal en Bruselas, Bélgica, hoy, viernes 16 de enero de 2015. Foto: EFE

Unos agentes de la policía belga armados vigilan un edificio de la Policía Federal en Bruselas, Bélgica, hoy, viernes 16 de enero de 2015. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE
Bruselas

El Gobierno de Bélgica, en alerta tras una operación antiterrorista concluida con la detención de 13 sospechosos yihadistas, adoptó hoy (16 de enero del 2015) varias medidas para luchar contra el radicalismo y el terrorismo, incluida la posibilidad de recurrir al Ejército en situaciones concretas para reforzar la seguridad.

El primer ministro belga, el liberal Charles Michel, detalló hoy una docena de medidas antiterroristas que incluyen la posibilidad de que el Gobierno pida al Ejército que refuerce la seguridad del país ante situaciones concretas.

Las medidas, que tienen que obtener aún el visto bueno del Parlamento de Bélgica, suponen una novedad ya que el ejército de este país no tiene encomendada esa labor en sus funciones.

Michel, no obstante, aseguró en conferencia de prensa que en estos momentos no se tiene conocimiento "de que haya amenaza concreta y precisa", aunque también se tiene claro que "el riesgo cero no existe ni en Bélgica ni en ningún sitio".

El operativo desplegado en la tarde del jueves por la Policía y la Fiscalía federales sobre una red de células terroristas vinculadas al islamismo se cerró hoy con la detención de 13 personas en Bélgica, dos presuntos yihadistas muertos y con la incautación de numerosas armas de guerra, explosivos, dinero y documentación falsificada en varias ciudades del país.

A esos detenidos, en su mayoría de nacionalidad belga y que en algún momento han viajado o mantenido contactos con el radicalismo islámico en Siria, se unen otros dos arrestos practicados en Francia, a quien la Fiscalía federal belga solicitará la extradición por estar vinculados con el operativo recién concluido.

Michel agradeció a Francia "el apoyo técnico aportado en estas operaciones", que también han llevado a que el país eleve su nivel de alerta por posible amenaza terrorista, que ha quedado a un peldaño del máximo.

Las autoridades belgas han subrayado que sus investigaciones no están relacionadas con los atentados cometidos en París la pasada semana por tres yihadistas contra el semanario satírico "Charlie Hebdo" y un supermercado judío, en los que murieron 17 personas.

Por su parte, los ministros belgas del Interior, Jan Jambon, y de Defensa, Steven Vandeput, indicaron que 150 miembros de las fuerzas especiales están preparados para ser desplegados en cualquier momento de ser necesario.

El amplio operativo puesto en marcha por las autoridades belgas simultáneamente en seis ciudades del país ha conseguido "desmantelar a varias células terroristas cuyo objetivo era matar a policías", indicó Thierry Wertz, de la Fiscalía federal, durante una conferencia de prensa en Bruselas.

Por su parte, el portavoz de ese órgano, Eric van der Sijpt, señaló en esa misma conferencia de prensa que la Policía federal y las unidades antiterroristas "realizaron en la tarde del jueves doce intervenciones" en diferentes ciudades del país.

"No puedo confirmar más, pero sí, su objetivo era matar a policías en las comisarías o en otros lugares... Tenían planes concretos para atentar contra la Policía", agregó van der Sijpt, que también indicó que por el momento no pueden comunicar las identidades de los detenidos.

En declaraciones posteriores a la prensa añadió que en las próximas horas la Fiscalía presentará ante un juzgado de instrucción "una petición para que se amplíe la garantía de arresto durante cinco días en los que se decidirán más detenciones".

Subrayó que los trece detenidos "son todos sospechosos de participar en actividades de una organización terrorista", al tiempo que indicó que esta ha sido una operación "importante".
"No ocurre a menudo en Europa Occidental, no suele pasar que una célula operacional sea arrestada antes de que pueda cometer los atentados", manifestó.

"No solo hemos detenido a gente designada para matar, sino también a presuntos responsables de la logística de después de los ataques", agregó el portavoz de la Fiscalía, que señaló que ahora "es difícil decir si la amenaza permanece" y subrayó: "No puedo predecir si hemos evitado ciertos ataques terroristas".
"La amenaza era inminente, temíamos que los ataques tuvieran lugar en las próximas horas o días... Planeaban el ataque con armas de fuego", agregó.

La amenaza a la seguridad que plantean las actividades de individuos y grupos relacionados con el radicalismo islámico ha hecho que los Veintiocho intensifiquen la coordinación y los operativos policiales que han llevado a varias detenciones en diferentes países.

El primer ministro belga pidió este viernes que la cumbre informal de Jefes de Estado y de Gobierno prevista para el 12 y 13 de febrero se convierta en una "cumbre formal", de manera que los Veintiocho puedan avanzar en la adopción de medidas contra el terrorismo y el radicalismo.

Los ministros de Exteriores, que se reunirán el lunes en Bruselas, van a incluir en su agenda un debate sobre cómo pueden contribuir a la lucha contra el terrorismo yihadista.

El objetivo es que la alta representante de la Política Exterior, Federica Mogherini informe a los Veintiocho en su cumbre de febrero sobre la aportación que desde Exteriores se puede hacer en esa lucha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)