17 de marzo de 2018 00:00

Un ataque terrorista sacudió a Borbón

Uniformados acordonaron el retén naval tras el ataque registrado la madrugada del 16 de marzo. Foto. Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Uniformados acordonaron el retén naval tras el ataque registrado la madrugada del 16 de marzo. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 24
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 2
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Borbón se encuentra militarizado, este sábado 17 de marzo del 2018. Alrededor del retén naval, situado frente al malecón de la ciudad, se levantó un cerco que impide el ingreso.

El viernes, parte de la pared de ese puesto militar se vino abajo por la detonación de un explosivo. El ataque, atribuido a grupos irregulares que operan entre Colombia y Ecuador, ocurrió aproximadamente a las 02:30, cuando todos dormían.

El parte policial revela que los armados conectaron el extremo de un cable al medidor de luz de la iglesia y el otro extremo a un saco de yute cargado con pólvora. Unos 100 metros separan el retén de la capilla.

La onda expansiva afectó a los ventanales del edificio del Cuerpo de Bomberos, del Gobierno Parroquial, casa comunal y otras viviendas aledañas. Tres marinos resultaron heridos levemente en el ataque.

Mariuxi Caicedo reside a 120 metros del puesto militar. el 16 de marzo, ella seguía conmocionada por la explosión. Inicialmente pensó que se trató de un temblor. “En el ambiente quedó una cortina de humo que se dispersó en toda el área. El olor a pólvora quemada impedía respirar con normalidad”, relató la moradora.

Este es el segundo ataque terrorista que se registra en Esmeraldas en solo 48 días. El primero ocurrió el 27 de enero, en el comando de la Policía de San Lorenzo. Los sospechosos detonaron una bomba oculta en una camioneta 4x4.

Tras esos hechos, el Gobierno decretó el estado de excepción en los cantones Eloy Alfaro (Borbón es su cabecera cantonal) y en San Lorenzo, por un período de seis meses, y reforzó la seguridad en la frontera.

A través de ese Decreto, el Ejecutivo también suspendió los derechos a la inviolabilidad de domicilio, de correspondencia y la libertad de tránsito. Los habitantes no pueden salir a la calle después de las 22:00.

El viernes, Moisés Quiñónez, exjefe político del cantón Eloy Alfaro, aseguró estar “sorprendido” por este atentado.

“Es imposible creer lo que está pasando en Borbón. Pese al estado de excepción que rige desde enero, posibles grupos insurgentes atacaron el retén sin que nadie lo sepa”, alertó.

Por la mañana, en Quito, el ministro del Interior, César Navas, y el de Defensa, Patricio Zambrano, acompañados de los máximos jefes de la Policía y de las Fuerzas Armadas, dieron detalles de lo ocurrido.

“No podemos aseverar ni negar que estos hechos estén relacionados con el ataque de San Lorenzo. Estamos investigando”, dijo Navas desde la sala de operaciones del ECU-911.

A las autoridades se les preguntó cómo los sospechosos tuvieron tiempo de movilizar el saco de yute con pólvora y conectar los cables al medidor de la iglesia en un horario restringido, pero no lo aclararon.

Lo que sí advirtieron es que el material empleado en el atentado de Borbón no es el mismo que se usó en San Lorenzo.

En la sala del ECU 911 también estuvo el fiscal general Carlos Baca. Él informó que el ataque al retén naval coincidió con el operativo Libertador, ejecutado la madrugada de ayer en Esmeraldas y en Guayaquil. No descartó que la explosión haya sido una “distracción” para evitar que la incursión tenga mayor impacto.

El operativo dejó cinco detenidos y 20 inmuebles allanados. Según Baca, esta investigación se originó luego del primer atentado terrorista.

De hecho, las autoridades aseguraron que los cinco arrestados integraban el brazo logístico y de seguridad de alias ‘Guacho’, el ecuatoriano al que se le atribuye el atentado al comando de San Lorenzo.

Él es el supuesto líder de un frente de disidentes de las FARC denominado Oliver Sinisterra. Hace tres días, la Policía de Colombia capturó a Jefferson Chávez, alias ‘Cachi’, quien estaba considerado como el número dos de la organización criminal de ‘Guacho’.

Según las autoridades de ese país, ‘Cachi’ coordinaba las “actividades relacionadas con la producción y comercialización de cocaína” en una zona rural de Tumaco, departamento colombiano que se ubica frente a Esmeraldas.

Desde allí enviaban la droga hacia México y EE.UU. El detenido lideraba, además, acciones violentas contra la fuerza pública, junto a ‘Guacho’.

El 16 de marzo, Navas habló de alias ‘Cachi’ y confirmó que este sospechoso era la ‘mano derecha’ del ecuatoriano. Inteligencia sabe que ‘Guacho’ se mueve entre los pueblos fronterizos de Colombia y Ecuador.

Horas después del ataque al retén naval, la seguridad militar y policial volvió a reforzarse en la zona de frontera. En las vías de acceso a los cantones de San Lorenzo y Eloy Alfaro, por ejemplo, se montaron retenes y hubo inspecciones a los buses interprovinciales y autos.

Mientras eso sucedía en las carreteras, en Borbón las investigaciones avanzaban. Los policías revisaron los videos de una cámara del ECU 911, instalada a unos 20 metros de donde ocurrió la explosión.

Romel Tapia, jefe de la Policía en Esmeraldas, aseguró que esas imágenes pueden aportar datos relevantes de cómo se activó la pólvora y cuántos sospechosos actuaron.

El miércoles, militares que operan en la frontera norte confiscaron 232 kilos de material explosivo en una operación desarrollada en Borbón.

Los uniformados localizaron cinco bultos de pólvora en un bus de transporte interprovincial. Las autoridades no descartan que ese material también podía haberse empleado en el atentado al retén naval.

En contexto

En el departamento colombiano de Tumaco, frente a Esmeraldas, está concentrada la mayor cantidad de plantaciones de hoja de coca. Allí operan los disidentes de las FARC y el Clan del Golfo. Territorios de Ecuador son usados para el tráfico de cocaína.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (33)
No (1)