22 de septiembre de 2017   14:35

Arcsa cerró temporalmente dos locales de una cadena de supermercados en Guayaquil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Mayra Pacheco
y Redacción Guayaquil
(I)

Desde el miércoles 20 de septiembre del 2017, permanece cerrado el local de una cadena de supermercados en el centro comercial Riocentro Los Ceibos, en el norte de Guayaquil, luego de que la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) y el Ministerio de Salud Pública, realizaron un operativo de control verificando el cumplimiento de la Ley Orgánica de Salud. El hecho ocurrió aproximadamente a las 12:00 del miércoles pasado.

La acción sorprendió a varios clientes que se encontraban en el interior del local, quienes tuvieron que pagar los productos que habían cogido de las perchas hasta ese momento. Mientras en los exteriores del supermercado se colocaron cintas que impidieron el ingreso al público.

El acontecimiento también fue comentado en la red social Twitter y rápidamente se volvió tendencia.

Un día después, el 21 de septiembre, las autoridades cerraron otro local de esa misma cadena, ubicado en el sur de Guayaquil.

A través de un boletín de prensa publicado en la página web de Arcsa, se informa que el cierre es temporal por 72 horas y se dio por incumplir con lo estipulado en el artículo 146 de la referida ley, sobre el “procesamiento y manipulación (de alimentos) en condiciones no higiénicas” y “la exhibición de productos cuya vida útil haya expirado”.

La medida llamó la atención de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM) estableció este 22 de septiembre medidas preventivas ante las posibles negligencias que se produjeron en estos establecimientos.

El organismo señaló, entre otros argumentos, que se trata de una práctica desleal.

La SCPM, basada en la recomendación de la Intendencia de Investigación de Prácticas Desleales, dispuso cinco medidas preventivas. Estas tendrán un alcance a escala nacional.

La primera disposición que deberán acatar los representantes de la cadena es retirar de la percha todos los productos caducados, realizar un control de inventarios de los alimentos caducados comercializados en los locales clausurados y proceder a la destrucción de los mismos con la presencia de la autoridad competente. Estas acciones se deberán ejecutar en un plazo de 10 días.

Para las siguientes medidas el plazo de aplicación es mayor: 30 días. Estas consisten en instalar un sistema informático de control de inventarios que alerte sobre los productos próximos a vencerse o vencidos para su posterior retiro de percha, entre otras medidas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)