26 de septiembre de 2016 18:50

Alerta naranja por posible reactivación y erupción del volcán Tungurahua

La Secretaría de Gestión de Riesgos (Defensa Civil) dispuso cambiar el nivel de alerta de amarilla a naranja (previa a la roja, de máximo peligro) y la activación de planes de contingencia respecto al volcán Tungurahua. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERC

La Secretaría de Gestión de Riesgos (Defensa Civil) dispuso cambiar el nivel de alerta de amarilla a naranja (previa a la roja, de máximo peligro) y la activación de planes de contingencia respecto al volcán Tungurahua. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 15
Indiferente 3
Sorprendido 25
Contento 4
Agencia AFP

Ecuador declaró el lunes 26 de septiembre del 2016 la alerta naranja para zonas de influencia del volcán Tungurahua, en proceso discontinuo de erupción desde 1999, ante una posible reactivación inmediata del coloso, en cuyas faldas se asientan numerosos poblados.

La Secretaría de Gestión de Riesgos (Defensa Civil) dispuso cambiar el nivel de alerta de amarilla a naranja (previa a la roja, de máximo peligro) y la activación de planes de contingencia.

El organismo decretó la alerta naranja luego de que el Instituto Geofísico reportara el domingo un nuevo aumento sísmico en el volcán, estimando que una “reactivación de corto a inmediato plazo (próximos días a horas) es posible".

Las áreas de influencia del volcán Tungurahua, de 5 020 metros de altura y ubicado a 130 km al sur de Quito, se mantenía en alerta amarilla después de que en febrero pasado también se ordenará la naranja.

El Instituto Geofísico señaló hoy que la actividad interna del volcán es “moderada” y que en las últimas horas se registró descenso de agua lodosa por las quebradas del flaco occidental.

El Tungurahua, que en lengua quichua significa “garganta de fuego” , es uno de los ocho volcanes activos de Ecuador, y junto al Cotopaxi, el Reventador y el Sangay está en erupción.

Su pico más alto de actividad se produjo en 2006, cuando dejó seis muertos en un poblado de la provincia andina de Chimborazo que fue arrasado por aludes a causa de la expulsión de lava.

En 1999, cuando entró en erupción, unos 18.000 habitantes de la turística localidad de Baños -asentada al pie del volcán- fueron evacuados.

La gente pudo regresar en el año 2000 a Baños, que recibe cientos de miles de turistas al año, incluidos extranjeros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (50)
No (4)