26 de abril de 2016 15:15

Una torre de control móvil posibilita la operación de vuelos comerciales en Manta

Reanudación de los vuelos comerciales a Manta el lunes 25 de abril del 2016. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Reanudación de los vuelos comerciales a Manta el lunes 25 de abril del 2016. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 15
Isabel Alarcón

La mirada de los pasajeros se dirigió a la ventana apenas el piloto avisó que el avión empezaba su descenso. La ansiedad y curiosidad por ver el paisaje en esta ocasión era mayor de la acostumbrada.

Ellos fueron parte del primer avión de la compañía Avianca que aterrizó a las 06:30 de este lunes 25 de abril, en Manta tras el terremoto del pasado sábado 16 de abril del 2016.

Lina de Guillén, una de las pasajeras, cuenta que se tuvo que quedar en Quito por más días de los planeados, ya que no podía llegar hasta su natal Portoviejo por el cierre del aeropuerto para vuelos comerciales. La impotencia de no estar con ellos era algo que ya no podía soportar. Cuando se enteró de que las actividades se reactivaban este lunes cambió rápidamente su pasaje para poder llegar a ver a su esposo y a sus hijos que no resultaron afectados por el terremoto.

Con la colaboración del sector público y privado se elaboró un plan para que el aeropuerto pueda empezar a operar. Se montó esta estructura de emergencia que cuenta con los procesos necesarios para el embarque y desembarque de los usuarios, explica Luis Galárraga, responsable de Comunicaciones del Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito.

La torre de control metálica y móvil del aeropuerto de Cumbaratza fue desmontada por el personal de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) para instalarla en el aeropuerto de Manta, ya que la anterior se cayó a causa del sismo. Sus restos todavía se pueden ver en un rincón de la pista.

En el área de pasajeros se habilitó un área de chequeo, después un filtro de seguridad y por último están las salas de pre embarque, así se cumple con todo el procedimiento que se realiza en un aeropuerto, dice Galarraga. Personal de esta dependencia con el apoyo del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, la Subsecretaría de Transporte Aeronáutico, Quiport, Avianca, Tame y técnicos de EE.UU. trabajaron y colaboraron en la instalación de la terminal provisional del aeropuerto de Manta.

Julio Gamero, vicepresidente de Avianca en Ecuador, cuenta que este fue un proceso de cooperación en el que se logró montar la terminal en un período de 30 horas. La idea es poder reactivar toda la actividad hacia la provincia. Esto es un eje importante para el desarrollo y reconstrucción de la zona.

El aeropuerto tiene una capacidad para 150 personas. Esta aerolínea operará normalmente con una doble frecuencia de lunes a viernes, una en la mañana y otra en la tarde. A partir de mañana se espera habilitar el punto de venta de pasajes con el que cuentan en el centro de Manabí.

Las personas que ya tenían pasaje y no pudieron viajar debido al cierre del aeropuerto podrán cambiar la fecha de su boleto sin penalidad para cualquier día durante este mes. Según Gamero, tenían 700 reservas para viajar en las fechas suspendidas.

La aerolínea Tame también tiene frecuencias a Manta. Desde este lunes se reactivan sus actividades con un vuelo diario, según la DGAC.

Pese a lo ocurrido con la torre de control, en Manta, la llegada de vuelos de ayuda humanitaria nunca se suspendió en esta terminal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)