Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio
La Playita del Parque Nacional Machalilla es vital p…
Las personas con albinismo luchan contra burlas y pr…
El Gabinete presidencial junta a tres generaciones
Alexandra Vela: ‘El encuentro es bueno, pero no es u…
En el vacunatorio del Bicentenario hubo música y danza
Virtualidad afectó a negocios aledaños a las universidades

Dos de los cuatro centros de vacunación de Guayaquil cerraron su atención durante el confinamiento

Imágenes de Guayaquil en el primer día del confinamiento, el sábado 24 de abril del 2021. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Imágenes de Guayaquil en el primer día del confinamiento, el sábado 24 de abril del 2021. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Solo dos vacunatorios contra el covid-19 atendieron en Guayaquil el primer día del confinamiento, el sábado 24 de abril del 2021. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Las puertas del centro de vacunación del Instituto Técnico Bolivariano de Guayaquil estuvieron cerradas este sábado 24 de abril del 2021. Cuatro guardias de seguridad informaron que la atención se suspendió durante el confinamiento de este fin de semana.

Lo mismo ocurrió con el centro de vacunación que está ubicado en Solca. Allí también se informó que no había atención al público. Personal de los dos centros informaron que durante este fin de semana solo se vacunará en Mucho Lote y la Universidad Ecotec.

El doctor Miguel Morla, subdirector técnico hospitalario del Municipio, confirmó que solo dos de los cuatro centros estaban abiertos.

El funcionario informó que el cierre temporal de los otros dos vacunatorios se dio para priorizar los lugares más cercanos a los barrios. Especialmente, por la restricción de movilidad que existe en la ciudad por el confinamiento.

El médico estuvo supervisando la vacunación a adultos mayores y a personas con discapacidad en el centro de Mucho Lote, en el norte de la ciudad.

Allí mencionó que durante las primeras horas de atención pocas personas acudieron a vacunarse. A partir de las 10:00 el flujo de la gente se elevó. De allí que se dispuso 2 700 dosis para ese centro.

María Eugenia Burgos llegó con su madre de 69 años y su hermano con discapacidad al mediodía. Ella comentó que la poca afluencia de carros en las calles le permitió llegar rápido al vacunatorio. “Yo vine en mi carro particular. No tuve problemas. La ciudad está vacía”, señaló.

Personal del Municipio desinfectaba a cada uno de los vehículos que ingresaban.