Conductores denuncian el mal estado de la vía Alóag …
Llori convocó al Pleno para segundo debate de ley so…
Guía de seguridad para mujeres turistas desata una p…
Colombia cita a declarar a Piedad Córdoba por sus ne…
Justicia ordena la captura de exlíder del Congreso v…
Una persona murió aplastada al derrumbarse una mina …
Gobierno no respalda acción de Fernando Balda para &…
Mujer fue detenida luego de lanzar a su bebé a un pozo

El exceso de peso se combate con ejercicio y dieta equilibrada

Imagen referencial. La Organización Mundial de la Salud sugiere 60 minutos de actividad a los niños. Foto: Pixabay

Si los padres de Carla, de 10 años, siguen llenándola de alimentos procesados pronto tendrá su primer ciclo menstrual. Ella ya tiene un busto desarrollado y su madre buscó un especialista.

Después de analizar su peso, talla y edad, la nutricionista Allison Santillán determinó que ese cambio en su cuerpo es producto de su obesidad. Para evitar también la presencia de vello facial y púbico antes de hora, toda la familia tendrá que modificar sus hábitos.

Se terminaron las cinco gomitas de vitamina C al día, la leche con azúcar añadida y el exceso de frituras. Cada una de esas gomitas, menciona la experta en nutrición infantil, alcanza 10 gramos de azúcar, el máximo diario sugerido.

En lugar de esos procesados, la despensa tendrá que llenarse con productos naturales y nutritivos, para, poco a poco, introducirlos en la dieta diaria de Carla.

“Los tejidos grasos son precursoras de hormonas. Cuando hay un exceso, en el caso de las niñas, se produce una mayor cantidad de estrógenos”, explica Santillán.

María Luisa Félix, pediatra y docente de la Universidad UTE, dice que además de los cambios hormonales, los niños con exceso de peso –obesidad o sobrepeso– son presa fácil de enfermedades como la diabetes. Muchos también tienen problemas para dormir.

Esa epidemia, dice, aumentó tras la pandemia del covid-19, así lo demuestran los estudios. En un último publicado en la revista médica JAMA, investigadores hallaron un aumento de 9% en la obesidad en niños de 5 a 11 años, con un incremento de peso promedio de 5 libras en la emergencia sanitaria.

Para evitar cambios bruscos en la alimentación de los niños, sobre todo de los más grandes, la nutricionista Gabriela Caicedo sugiere dejarlos seleccionar las frutas y vegetales de su preferencia.

Cambiar hábitos  

Ese es el primer paso para alcanzar un estilo de vida saludable. Los expertos sugieren reducir al mínimo
la ingesta de alimentos procesados.

Revisar etiquetas  

Las tablas nutricionales contienen información valiosa. Evite productos con más de tres ingredientes; muchos contienen colorantes.

Evitar suplementos

Estos productos se recomiendan a niños con déficit de nutrientes. A los ‘peques’ sanos les basta con los macro y micronutrientes que obtienen de su dieta.

Activarse es clave 

La Organización Mundial de la Salud sugiere 60 minutos de actividad a los niños. El ejercicio también fortalece sus huesos y articulaciones.

Suplementos digitales