Ejército asegura haber matado a comandante de Yihad …
¿Cómo será el tránsito en Quito al finalizar el conf…
Aumentan a 200 los palestinos muertos en Gaza, entre…
La audiencia contra Pablo Flores por el caso en el q…
Más de la mitad de los jóvenes LGTB han sufrido acos…
Chile castiga a la clase política y confía el cambio…
Juez dicta prisión preventiva en contra del Defensor…
Transición: Inseguridad y drogas, dos retos pendientes

La Justicia española prohíbe circular a polémico bus ‘transfóbico’

La organización ultracatólica harteoir.org hizo circular en las calles de Madrid un bus con un mensaje en conta de los niños transexuales. Foto: Twitter/ @hazteoir.

La organización ultracatólica harteoir.org hizo circular en las calles de Madrid un bus con un mensaje en conta de los niños transexuales. Foto: Twitter/ @hazteoir.

La organización ultracatólica harteoir.org hizo circular en las calles de Madrid un bus con un mensaje en conta de los niños transexuales. Foto: Twitter/ @hazteoir.

La Justicia española prohibió de forma cautelar la circulación de un polémico autobús puesto en marcha por un colectivo ultracatólico en Madrid que lanzaba un mensaje contra las personas transexuales, según un auto judicial conocido hoy (2 de marzo de 2017).

La medida cautelar fue acordada por un juez de Madrid al entender que el mensaje “no se limita a exponer” el ideario del colectivo que lo puso en marcha, Hazte Oír, sino que se dirige a personas con una orientación sexual “distinta” para lesionar su “dignidad”.

El vehículo, de color naranja, llevaba el siguiente lema en letras grandes impresas en su lateral: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”.

La Fiscalía de Madrid había pedido al juez la inmovilización del autobús bajo el argumento de que sus mensajes “suponen una incitación al odio a la discriminación contra las personas que ejercitan su identidad sexual de forma diferente a la heterosexual“.

La prohibición decretada por el juez, contra la que cabe recurso, se conoce unos días después de que colectivos ciudadanos y partidos, que calificaron el autobús de “transfóbico”, pidieran su retirada de las calles de la capital española.

Mientras algunas fuerzas políticas mostraron hoy satisfacción por la decisión judicial, desde Hazte Oír defendieron su campaña. “La inquisición gay ha impuesto su dictadura“, criticó el presidente de la organización ultracatólica, Ignacio Arsuaga, ante los periodistas. La plataforma había defendido que trataba de promover la difusión de un libro contra “las leyes de adoctrinamiento sexual”, una reacción velada a la campaña lanzada por la Asociación de Familias de Menores Transexuales con el lema: “Hay niñas con pene y niños con vulva”.

Hoy, Arsuaga aseguró que con la campaña de su autobús no se pretendía “ofender”, aseguró que recurrirá la decisión del juez y pidió que se respete “la ciencia y la libertad de expresión“, en sus palabras